CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO (17 de febrero de 2018).- Debido al temblor de 7.1 de este viernes, dos personas resultaron lesionadas y 504 casas presentaron daños en Oaxaca, Guerrero y Chiapas.

La Coordinación Nacional de Protección Civil informó que el movimiento se percibió en la Ciudad de México, Chiapas, Guerrero, Michoacán, así como Puebla, Estado de México, Morelos, Veracruz, además –claro- de Oaxaca.

El organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación (Segob) apuntó que 200 inmuebles afectados se localizan en Oaxaca, otras 300 en Guerrero, y en Chiapas están los últimos 4.

De ese universo, ocho son hospitales o clínicas en Oaxaca y Guerrero.

Mientras elementos de la Policía Federal siguen en los trabajos de atención, el Comité Nacional de Emergencias cerró sesión luego de casi 24 horas de labores. Así lo anunció en su cuenta de Twitter, Luis Felipe Puente, coordinador Nacional de Protección Civil.

Por su parte, el Servicio Sismológico Nacional explicó que el temblor de este viernes fue 32 veces menor en intensidad, que el ocurrido el 7 de septiembre de 2017. Esto no evitó que fuera percibido por 42 millones de personas.

Xyoli Pérez Campos, jefa del SSN, detalló en que el movimiento fue generado a que la Placa de Cocos se está subduciendo debajo de la Placa de Norteamérica.

“Un sismo de magnitud 7 es 32 veces más pequeño en energía liberada que un sismo de magnitud 8. De tal manera que el sismo que experimentamos la tarde de ayer de magnitud 7.2 fue 32 veces más pequeño que el que experimentamos el 7 de septiembre de 2017 de magnitud 8.2”.

Finalmente, la especialista explicó que ya fueron enviados más técnicos para analizar la situación en Oaxaca. Agregó que pretenden instalar 52 estaciones nuevas de monitoreo en todo el país, con una inversión de 106 millones de pesos.

Por la Redacción