Ciudad de México (12 de febrero de 2018).- Para AHF es indispensable tener una posición responsable desde el punto de vista médico y social acerca de la profilaxis pre-exposición (PrEP), pues “no es ni la única, ni la mejor solución para evitar la infección del VIH, ya que hay poca información al respecto y el uso indiscriminado, puede generar una crisis mayor”, dijo Patricia Campos, Directora del Bureau de AHF para América Latina y El Caribe.

“El PrEP no es una píldora milagrosa ni es la píldora del día siguiente, es un componente de lo que conocemos como Prevención Combinada, es decir, es una alternativa farmacológica para reducir el riesgo de adquirir VIH por vía sexual fundamentalmente para personas que por sus características de mayor riesgo y vulnerabilidad se encuentran mucho más expuestas al VIH en su vida diaria y que una vez han evaluado su situación muy particular, toman la decisión junto con su médico, de iniciar un tratamiento antirretroviral como profilaxis, mismo que debera ser por un periodo de tiempo largo, mietras no se reduzcan los factores de riesgo y vulnerabilidad para adquirir el VIH, o se adopten otras alternativas de prevención.

Para las personas que deciden iniciar PrEP como alternativa de prevención, deben saber y estar completamente concientes, que el primer paso es asegurarse de no haber adquirido el VIH para ese momento, por eso se llama profilaxis; y, que a partir del inicio del tratamiento, deberán mantenerse en seguimiento médico, para monitorear los efectos adversos de los ARVs”.

Desafortunadamente por la falta de información sobre el PrEP, encontramos quienes están dispuestos a vender una dosis de sus medicamentos a precios exorbitantes, a personas que con una gran falta de información, están dispuestas a pagarlo, por tener sexo sin condon, confundiendo el PrEP con la pastilla mágica o la píldora del día siguiente.

Es importante señalar que los condones han sido y seguirán siendo el método de prevención mas costo-efectivo, y uno de los aliados más importantes en la prevención de las infecciones de transmisión sexual y del VIH, ya que se ha demostrado tener una eficacia de 98%, por lo que ONUSIDA estima que desde 1980 el uso del condón ha evitado 50 millones de transmisiones por VIH.

Redacción

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s