Ciudad de México, México ( 02 de febrero de 2018)-. El Centro de Instrumentación y Registro Sísmico, CIRES, informó que las afectaciones en la red de alertamiento en Oaxaca podrían resolverse en quince días.

SASMEX portada

Actualmente, la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca y el CIRES trabajan para restablecer el servicio que podría salvar miles de vidas en caso de un movimiento telúrico.

A través de un comunicado, el CIRES explicó que el pasado frente frío 25 provocó la caída de una torre de telecomunicaciones, lo que impide la comunicación de diez sensores sísmicos en al región de la Costa y Sierra Sur de la entidad. Detalló que cuatro sensores de la región del Istmo presentan fallas desde abril del año pasado por la falta de conservación regular.

El Centro reconoció que existe una afectación del 40 por ciento en la capacidad para comunicar o detectar el peligro sísmico en Oaxaca y que, de acontecer un sismo fuerte en estas regiones, no de podrá alertar a las ciudades donde se difunde la señal del alertamiento.

 “Esta Asociación Civil sin fines de lucro requiere de solvencia económica para atender el sistema, y por la irregularidad en la contratación del SASMEX en Oaxaca desde 2012; centro está limitado para responder y atender junto con las autoridades la contingencia”.

Por medio de las autoridades de la Coordinación Nacional de Protección Civil y el gobierno de Oaxaca, a través del FONDEN, se gestionó un recurso de tres millones de pesos para atender la contingencia y restablecer el servicio, detalló CIRES.

Ángel Gallegos ( @gallegoso )