CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO (01 de febrero de 2018).- La pregunta que titula este artículo es meramente válida (y necesaria) en los tiempos y la cultura que vivimos estos días. Todos luchamos contra el abuso sexual, el machismo (empoderando al feminismo), la equidad de género, los feminicidios, pero ¿qué sucede con el arte?

Preocupados por esta misma pregunta y ante una posible “cosificación” de la mujer, la Galería de Arte de Manchester (Inglaterra) decidió retirar la pintura llamada “Hilas y las Ninfas”, del artista John William Waterhouse (Roma 1849- Londres 1917).

La obra de óleo retrata el episodio de la mitología griega que cuenta cómo Hilas (hijo del rey Tiodamante y tan atractivo que hasta Hércules quedó prendado de él) fue atraído por las ninfas de forma tan fuerte que cayó en el lago y murió ahogado.

El cuadro no ahorra detalles, sobre todo en las mujeres. Y es que las pinturas de Waterhouse, pintor prerrafaelista, son consideradas por críticos de arte como “casi pornográficas”.

portada hilas 01febrero

Con este antecedente y la cultura feminista imperante, la coordinadora de la galería Clare Gannaway decidió quitar el cuadro de la exposición llamada “En busca de la belleza”. Los motivos fueron más que claros:

“No se trataba de negar la existencia de obras de arte particulares. […] Queremos crear un espacio de conversación sobre cómo exponer e interpretar las obras de arte en Manchester”.

Fue también por eso que en lugar de la pieza, hay una serie de post its con las opiniones de los visitantes sobre el trabajo de Waterhouse y la decisión de la galería.

Al interior de “En busca de la belleza” se exhiben pinturas –en su mayoría- de cuerpos femeninos desnudos; por ello la presencia de las ninfas. Ante ello, Gannaway dijo que se trataba, primero, de un mal nombre para el espacio y, segundo, una muestra de la mujer como sujeto pasivo y decorativo, así como una femme fatale.

No podemos dejarnos de preguntar: bajo esta nueva ideología ¿cuántos cuadros serían retirados de las galerías? Piezas realmente hermosas e históricamente relevantes de Picasso, Rubens, Goya, Tiziano, Giorgione, Velázquez, Botticelli, Rembrandt, Courbet, Ingres, Manet, Modigliani, Toulouse-Lautrec… La lista podría ser larguísima, pero la duda sigue en el aire:

¿El arte puede ser machista?, ¿estamos ‘cosificando’ a la mujer a través del reflejo del artista?, ¿en qué momento la belleza se vuelve ofensiva?, ¿qué cánones estéticos deberían regir ahora?, ¿se trata de un nuevo paradigma?

Mientras tanto, en Manchester se quedaron sin el Hilas, sin las ninfas, y si un Waterhouse en la pared.

Con información de The Guardian y de agencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s