Ciudad de México, México (17 de enero de 2018).- Tirado al interior del puesto de su amigo quedó un hombre de 25 años de edad, comerciante de la zona centro, luego de que fuera privado de la vida de por lo menos cuatro disparos de arma de fuego por dos sujetos que escaparon sin dejar rastro.

Minutos antes de las 15 horas, la víctima, identificado en el lugar como El Balín, se disponía a colocar su puesto ambulante de memorias USB en el cruce de las calles Peña y Peña y Torres Quintero, pero en ese momento, fue interceptado por dos sujetos a bordo de una motoneta, quienes sin mediar palabra, le dispararon varias veces. Cometido el crimen, pese a que el lugar estaba atiborrado de personas comprando en los puestos, los dos sujetos emprendieron la huida hacia el Eje 1 Norte para luego perderse por las calles de la Colonia Centro.

Sin perder más tiempo, los testigos y compañeros del comerciante solicitaron la presencia de una ambulancia toda vez que las heridas le provocaron una gran pérdida de sangre; en tanto, decenas de policías del sector Centro acordonaron el lugar para permitir las labores de los servicios de emergencia.

Al lugar se presentaron paramédicos del Centro Regulador de Urgencias Médicas, quienes nada pudieron hacer por salvar la vida del sujeto debido a que las heridas que sufrió a causa de los disparos le cortaron la vida en pocos minutos.

Hasta el puesto donde quedó el ahora occiso llegaron familiares de la víctima, quienes no daban crédito de lo sucedido y además buscaban culpables, toda vez que testigos señalaron que también eran oriundos del lugar. Poco más de una hora después, peritos de la Procuraduría capitalina se presentaron en el lugar acompañados del agente del ministerio público para iniciar con las investigaciones.

Ahí los investigadores recogieron del suelo por lo menos cuatro casquillos percutidos y por órdenes del agente del ministerio público trasladaron el cadáver al anfiteatro de la demarcación donde continuarán con las indagatorias.

Con información de Agencia Quadratín