Ciudad de México, México (17 de enero de 2018).- La suspensión temporal que emitió un juez federal de San Francisco, California, a la orden del presidente de Estados Unidos, Donald Trump de derogar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), es una medida insuficiente, así lo señaló la coordinadora de Agenda Migrante, Eunice Rendón Cárdenas.

En entrevista exclusiva para Quadratín México, la también ex titular del Instituto de los Mexicanos en el Exterior, explicó que esta suspensión que hace el juez federal solo extiende un par de años los beneficios que tienen los llamados dreamers que están incluidos en dicho programa, pero no soluciona el problema, por lo que la decisión final la tendrán los congresistas quienes deberán pronunciarse al respecto el próximo 5 de marzo. “Sin duda es una buena noticia para algunos de nuestros dreamers, sin embargo, es insuficiente, porque lo que hace esta decisión es contribuir de alguna forma a los 800 mil jóvenes que ya contaban con este estatus migratorio, pero no así a los nuevos solicitantes (…) Esta decisión da un poco de alivio pero la lucha no está todavía ganada, no son solo los dreamers, sino también sus padres que están por allá”, dijo.

“La presión también es para los legisladores quienes deben decidir qué es lo que va a pasar con el futuro de estos dreamers, y tienen hasta el 5 de marzo para hacerlo; con la decisión del juez el mejor escenario es que los 800 mil dreamers que hoy tienen DACA puedan ampliarlo por dos años más, por eso, lo que buscan es que se tome una determinación que sea definitiva, permanente, sustentable, de alguna forma esto se dará el 5 de marzo”, explicó.

No descartó que el gobierno del presidente Donald Trump busque apelar esta determinación sobre DACA, e incluso tenga que pasar, dijo, por la Corte de apelaciones de Estados Unidos y si el caso trasciende llegar hasta la Corte Suprema, por lo que los dreamers siguen haciendo su lucha y cabildeando con algunos congresistas para que se pronuncien a favor el próximo 5 de marzo.

Fue el pasado martes 9 de enero cuando el juez federal de San Francisco California, William Alsup, bloqueó temporalmente la decisión del gobierno del presidente Donald Trump de poner fin al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) que ampara a los jóvenes de la deportación. El DACA ha beneficiado a unos 800 mil jóvenes traídos de niños a Estados Unidos o que venían con familias que se quedaron tras el vencimiento de sus visas; de acuerdo a la especialista en temas internacionales, el 90 por ciento de ellos cuenta con un empleo formal, el 70 por ciento tiene una educación superior, más del 71 por ciento cuenta con algún pariente ya americano.

“Estamos hablando ya de juventudes binacionales, del puente más importante entre México y Estados Unidos, esto va a traer sin duda consecuencias sociales y emocionales en aquel país, esta decisión del juez da un poco de alivio, pero la lucha no está ganada, hay otros 5.6 millones de indocumentados mexicanos que quieren una reforma migratoria”, aseveró.

Se refirió al rechazo de Trump a la propuesta bipartidista que fue construida por seis senadores, los demócratas Dick Durbin, Michael Bennet y Robert Menendez y los republicanos Lindsey Graham, Jeff Flake y Cory Gardner, argumentando, señala Rendón Cárdenas, que esta propuesta no es suficiente y que se requiere tener un contexto más enfocado en la seguridad de los Estados Unidos y no de los dreamers. “Dice que esta propuesta sigue motivando la migración en cadena, darles la green card a estos chicos sin poner sobre la mesa los temas de seguridad, el muro, como él lo quiere, sin duda ha sido un año difícil para los migrantes”, apuntó.

Eunice Rendón mencionó que de acuerdo a diferentes reportes, en 2017 aumentaron los arrestos contra los mexicanos indocumentados en un 43 por ciento, a pesar de que la cifra de deportaciones disminuyó entre un 15 y 31 por ciento, de acuerdo a cifras de Homeland Security y el Instituto Nacional de Migración (Inami).

Sin embargo, la tendencia en las detenciones y deportaciones se ha modificado en este año de gobierno de Donald Trump, lo que resulta, dijo, altamente preocupante ya que ahora han aumentado en aquellos migrantes que ya tienen una vida hecha en aquel país del norte. En ese sentido, detalló que hubo un aumento del 40 por ciento de aquellos deportados, ya no de la frontera, “sino de tierra adentro, hemos cambiado de un perfil de deportaciones fronterizas que sucedían con Obama de los que intentaban entrar y los deportaban, a un perfil en el que están deportando gente que tienen, más años, más vida, más lazos, más patrimonio más familia en Estados Unidos”.

Luego de que 2017 fue un año de muchas disonancias, decisiones cambiantes, inestabilidad en la administración Trump, este 2018 se torna cada vez con mayor incertidumbre; el futuro de nuestros connacionales es cada vez más preocupante, se enfrentan a las bases racistas de Trump por lo que se debe esperar cómo será la actuación de los congresistas y como sigue avanzando esta administración, que no solo daña a los migrantes, sino también la propia estabilidad del vecino país del norte.

Con información de Agencia Quadratín