Ciudad de México, México ( 17 de octubre de 2017)-. Del Ejército, los marinos y autoridades que atendían la emergencia en el edificio derruido en Coquimbo no quedan más que las vallas metálicas.

Esta calle de la colonia Lindavista se ha convertido en un desierto de incertidumbre

90 familias están afuera y sin saber el destino de sus departamentos a casi un mes del terremoto.

La torre marcada con el 909 quedó de pie y los propietarios pagaron por una revisión preventiva porque las autoridades sólo evacuaron, pero no han realizado la evaluación final de inmueble.

 “Nos entregó un reporte en donde nos dice que nuestro edificio no está dañado, es habitable, es reparable, es lo que nuestro DRO no dice, por medio del gobierno todo es silencio, no nos da un dictamen”, contó en entrevista Hugo Alfredo Jauregui, Vecino de Coquimbo 909

La misma suerte ha tenido el edificio 911 bis. Está de pie, desalojado y sin revisiones definitorias, aunque en las últimas horas le han colocado vigas de metal.

Los vecinos diariamente se reúnen para esperar respuestas. Sin embargo, salen con más dudas y la sensación de estar solos.

 “Yo estoy en la casa de mi hijo, es una recamara de cuatro por cuatro y no quiero perder mi patrimonio. Tengo 71 años ya no tengo para volver hacer otro patrimonio como este. Yo le pediría a la delegación al gobierno, al señor Mancera, que no ayude, no recrimino a nadie”, declaró un preocupado Luis Álvarez,  vecino Coquimbo 911 bis

En la plataforma para conocer el estado de los edificios sólo aparece el 911 que se derrumbó y no ocupa la categoría roja que indica la demolición.

Las torres marcadas con el 909 y 911 bis ni si quiera figuran.

 “Nos tienen olvidados, ni si quiera salimos en la lista que hay, parece que en Lindavista, ya desapareció…En la lista de edificios que se tienen que demoler no salimos”, así es como se siente  Susana Massri Palacios, quien hasta hace un mes vivía en Coquimbo 909.

Los que también están solos son los famosos locales de comida corrida a los que ni un despistado llega

El autolavado sigue cerrado

Y lo único, que permanece es la vigilancia de los policías.

***Nota de Irving Pineda, transmitida en Hechos Noche con Javier Alatorre del 17 de octubre de 2017***

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s