Ciudad de México, México (24 de agosto de 2016)-. Padres de familia en el Centro de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, retiraron candados puestos por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), con la intención reanudar clases.

Granaderos de la policía estatal llegaron para prevenir enfrentamientos entre padres de familia e integrantes de la CNTE.

Una madre de familia declaró: “Si no somos los papás los que hacemos esto, pues no vemos por dónde va a llegar la solución. Necesitamos que nuestros hijos reciban educación”.

El subdirector educativo Eduardo Aguilar, confirmó que las clases no se reanudarán por cuestiones de seguridad.

“Yo creo que cortar cadenas y meternos es una imprudencia, es una provocación, creemos que por seguridad de los alumnos no se debe caer en ese tipo de acciones”, refirió Aguilar.

Desde las 10 de la mañana la CNTE continúa con movilizaciones y bloqueos en Chiapas en contra de la Reforma Educativa,

Redacción