Ciudad de México, México (19 de agosto de 2016)-.Tres de los hijos  de Joaquín Guzmán Loera el “Chapo” aparecen en las fichas criminales del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, como designados y vinculados a operaciones con el Cártel de Sinaloa.

El “Chapo” a lo largo de su vida ha tenido tres parejas con quienes procreó nueve hijos.

La primera esposa fue Alejandrina María Salazar Hernández, con quien  tuvo a  César, Iván Archivaldo y Jesús Alfredo.

chapo-guzman 14 jul portada

Foto: Especial

Iván Archivaldo Guzmán Salazar, tiene 35 años, estuvo preso en El Altiplano, pero obtuvo su libertad en 2008 por falta de pruebas.

Jesus Alfredo  de 29 años fue acusado en 2009 de tráfico de drogas por el Tribunal de Distrito Norte de Illinois Estados Unidos. Quien también fue secuestrado el pasado lunes 15 de agosto del presente año en un restaurante ubicado en Puerto Vallarta.

El Departamento del Tesoro señala que los hermanos no sólo son operadores, sino líderes en la organización delictiva.

Su segunda esposa, del “Chapo” fue Griselda López Pérez  con quien procreó  a  Joaquín, Édgar, Ovidio y Griselda Guadalupe.

Ovidio de 26 años, es clave en un grupo que lidera su padre el “Chapo”.  Fue señalado en 2012 por gobierno estadounidense como parte de la organización criminal de su padre. Sin embargo, en los últimos años ha logrado mantener un perfil más bajo que sus hermanos Iván Archivaldo y Jesús Alfredo.

La tercera y actual esposa es Emma Coronel Aispuro, sobrina de su antiguo socio Ignacio “Nacho Coronel”. Con ella, quien fue reina de belleza, tuvo a sus gemelas más pequeñas en 2011 en Los Ángeles, California. Ellas son María Joaquina y Emali Guadalupe.

Las últimas dos reaprehensiones del “Chapo” se facilitaron porque el capo estuvo con sus gemelas. El 22 de febrero de 2014 fue atrapado en un departamento de Mazatlán cuando se despedía de las niñas antes de esconderse en la sierra; el 8 de enero de 2016 cayó después de que la PGR siguió una pista que dejaron sus cómplices cuando regresaron a Almoloya, Estado de México, para recuperar un simio que las gemelas olvidaron por la urgencia de salir rumbo a Sinaloa cuando él se fugó de El Altiplano, lo que llevó a las autoridades al Triángulo Dorado donde se había ocultado.

Redacción