Ciudad de México (27 de julio de 2016).- Tras el rechazo generalizado de automovilistas, el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávilla Villegas, anunció la suspensión indefinida del programa de fotomultas que fue puesto en marcha hace casi nueve meses por autoridades estatales.

Eruviel Ávila decidió dar marcha atrás al proyecto de límite seguro que causó gran inconformidad entre los millones de conductores ante las fallas y excesos que presentó el modelo desde el momento en que fue anunciado el pasado 28 de octubre, en el territorio mexiquense.

Determinó interrumpirlo luego de las casi 5 millones de infracciones que fueron levantadas en este tiempo que generaron poco más de 132 millones de pesos en la recaudación, que dijo serán destinados en la capacitación de los cuerpo de seguridad estatales.

Durante ese tiempo fueron colocados arcos detectores de velocidad que captaban el exceso de velocidad de los conductores en las principales vías de las carreteras, y mediante una notificación a domicilio se les hacía del conocimiento a los infractores el lugar y hora del hecho.