Ciudad de México (07 de julio de 2016).- Las embajadas de los países de Francia, Italia, Portugal y Países Bajos en México redactaron una carta donde extremaron su preocupación a la Secretaría de Relaciones Exteriores por los desalojos realizados a 16 hoteles en Tulum, Quintana Roo, el pasado 17 de junio.

Solicitaron a la cancillería interceder para que se haga una “profunda y seria investigación” sobre el caso; los representantes de los países europeos criticaron que en esa fecha varios hoteles, fueran desalojados aparentemente sin previo aviso.

“Las Embajadas antes mencionadas no pueden juzgar la situación jurídica de cada hotel desalojado, pero quieren hacer un llamado a la Secretaría de Relaciones Exteriores para que las autoridades competentes hagan una profunda y seria investigación para determinar con toda la justicia y de acuerdo a la Ley los derechos de los operadores e inversionistas de los hoteles en esa zona de Tulum”.

 

Qué está pasando…

El miércoles Expansión y Mexicanos contra la corrupción y la impunidad, publicaron una investigación llamada Los Piratas de Borge: El saqueo de bienes institucionalizado en Quintana Roo donde se expone la maquinaria institucional compuesta por funcionarios públicos auspiciados por el gobernador Roberto Borge que arrebata el patrimonio de empresas, particulares y ejidatarios a través de juicios laborales a modo y otros mecanismos en los que no se da a los acusados derecho de audiencia.

Esta red es responsable de fraudes y despojos de casas, departamentos de lujo, edificios y terrenos a particulares para apropiárselos o venderlos a la mitad de su valor. El esquema de despojo también opera mediante el congelamiento y retiro de dinero de cuentas bancarias, afirmó Expansión.

Tulum no está exento de estos despojos. A través de un juicios laborales, civiles y mercantiles, del 2011 a la fecha, las autoridades han desalojado 28 predios, 26 hoteles y 13 cabañas privadas de la franja costera del ejido José María Pino Suárez.

El caso más grande y reciente, al que se refieren las oficinas diplomáticas de los cuatro países, se dio el pasado 17 de junio, cuando dueños y arrendatarios de 16 hoteles y tres predios fueron desalojados como resultado de un juicio civil oral del que nunca fueron parte ni notificados del despojo.