Ciudad de México (16 de junio de 2016).- Un grupo armado de aproximadamente 150 personas irrumpieron el sábado pasado en la casa de la madre de Joaquín Guzmán Loera alias “El Chapo“, ubicada en la comunidad de La Tuna en Sinaloa.

El ataque, según El País, dejó al menos tres personas sin vidas al ser halladas baleadas, aunque otras fuentes elevan el número de víctimas fatales a ocho.

Al parecer, el ataque a esa comunidad del municipio de Badiraguato, podría ser una represalia al capo o una declaración de guerra.

La casa de Consuelo Loera, la madre de El Chapo.Casa de Consuelo Loera, la madre de El ChapoSAÚL RUIZ El pequeño ejército llegó a media mañana e irrumpió en la mansión de Consuela Loera, robó dos coches, tres motocicletas y cortó las líneas telefónicas; al parecer, la mujer no sufrió golpes.

Especialistas indican que se trata de un ajuste de cuentas en el seno del cártel de Sinaloa; los hijos de Guzmán Loera, Iván y Alfredo, conocidos como Los Menores o Los Chapitos, estarían enfrentados a la dirección de grupo criminal.