Ciudad de México (31 de mayo de 2016).- El futbolista internacional Alan Pulido sufrió de un secuestro el fin de semana pasado en Tamaulipas, y a pesar de que se encuentra bien, su liberación dejó muchas dudas ante la prensa y la ciudadanía en general.

En entrevista con Adela Micha, el hermano de Pulido, Armando Pulido, dijo que “nunca tuvieron duda de que se trataba de un secuestro“, de hecho, afirmó que los delincuentes pidieron 6 millones a la familia a cambio de la liberación del jugador de Olympiacos.

“Yo les pedí que me dieran hasta el otro día en la tarde y me dijeron que ya lo iba a encontrar muerto”, aseguró el programa de radio.

Armando le comentó a Micha que lo primero que hizo fue llamarle a las autoridades cuando   los secuestradores se pusieron en contacto con la familia.

Apuntó que Alan Pulido se encuentra bien y que ahora está descansando; también informó que el futbolista no tendría ningún problema de aclarar todo sus secuestro ante los medios, debido a las dudas que surgieron por la información oficial, aunque mencionó que “no nos importa el morbo, solamente saber que está bien”.

“El gobierno nos ayudó y todo México, hicieron su trabajo como debía de ser”, aseguró Armando Pulido.