Ciudad de México (7 de abril de 2016).- El argentino, Cipirano Martínez, le propinó una brutal patada en la cara a su rival Juan Masi, esto durante el Pucará-San Albino.

En las próximas horas el agresor tendrá una sanción por la violenta patada. A pesar de que es un deporte de alto contacto, se considera de alta lealtad y compañerismo entre los rivales.

Con esta agresión Martínez puede tener un castigo que va desde las 156 semanas hasta una perpetuidad, esto lo confirmó el titular interino de la Comisión Disciplinaria de la URBA, Ignacio Danuzzo Iturraspe.