Ciudad de México (24 de noviembre de 2015).- Turquía derribó este martes un avión caza procedente de Siria por haber violado su espacio aéreo, en un incidente que se produce en medio del incremento de la tensión al otro lado de la frontera turca y con constantes advertencias de que los aviones rusos y las fuerzas del régimen sirio detengan sus ataques.

“A las 9.20 del 24 de noviembre, un avión de nacionalidad desconocida violó en repetidas ocasiones y pese a las advertencias realizadas el espacio aéreo turco a la altura de la localidad de Yayladagi”, por ello y atendiendo a las normas para entablar combate, dos de nuestros F-16 que se encontraban en el área dispararon contra él”, explicó el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Turquía.

Fuentes del Gobierno y la Presidencia de Turquía, citadas por los medios locales, han indicado que el avión alcanzado era un SU-24 de fabricación rusa y utilizado por las Fuerzas Aéreas de ese país en la campaña de bombardeos aéreos en apoyo del régimen sirio.

El Ministerio de Defensa ruso, citado por la agencia de noticias RIA, ha confirmado ese extremo pero ha negado que su caza violase el espacio aéreo turco.

Captura de pantalla 2015-11-24 a las 9.06.56

El presidente Vladímir Putin, desde Sochi, ha calificado de “puñalada en la espalda” el derribo del caza y ha defendido que en ningún momento entró en espacio aéreo turco ni fue una “amenaza” para Turquía.

Según la versión de Putin, el caza fue alcanzado por un misil aire-aire cuando volaba a un kilómetro de territorio turco, y cayó cuatro kilómetros en el interior de Siria. Los dos pilotos lograron salir del avión en paracaídas, pero no queda claro aun si fueron ejecutados al llegar a tierra.