Ciudad de México (13 de noviembre de 2015).- Un oficial de policía de tránsito detuvo a un vehículo de movimiento lento en Mountain View, California, sólo para descubrir que no había conductor humano. Se trataba de uno de los vehículos de auto-conducción de Google.

El agente destacó que el carro de Google viajaba a una velocidad de 24 mph en una zona de 35 mph, según el blog de la vista del Departamento de Policía; tenía previsto informar al conductor que viajaba lo suficientemente lento como para violar las leyes de tránsito de California.

En su lugar, después de descubrir que el vehículo era autónomo, el oficial “se puso en contacto con los operadores”.

En un mensaje en su página de Google+, Google dijo que sus coches de auto-conducción nunca han recibido una multa de tráfico. “Hemos ajustado la velocidad de nuestros prototipos de vehículos a 25 mph por razones de seguridad”, escribió la compañía.