Ciudad de México (11 de noviembre de 2015).- El arqueólogo Howard Carter escribió el 4 de noviembre de 1922 “hemos encontrado los primeros escalones de una tumba” y es que acababa de descubrir el tesoro del faraón Tutankamón.

Casi 100 años después de este descubrimiento las fotos originales de esa gran expedición fueron restauradas a todo color y no hay forma de que alguien no piense que son espectaculares; fue Harry Burton quien tomó las imágenes que hoy pertenecen al Instituto Griffith, el centro especializado de egiptología de la Universidad de Oxford.

Será hasta el 21 de noviembre que las fotografías del inglés se puedan apreciar en una exposición  en Nueva York titulada The Discovery of King Tut. Apenas un siglo después, nuevas investigaciones apuntan a que la misma tumba por la que Carter se paseó podría esconder una cámara mortuoria con otra tumba, la de la reina Nefertiti.

1513876491096117679

1513876491162663087

1513876491199497391

1513876491494195119

1513876491546441903

1513876491623367855

1513876491928445615

1513876491973899439

1513876492053455279

1513876492399733679

1513876492429835695

1513876492478943663

1513876492521028783

1513876492561148079