Ciudad de México (11 de noviembre de 2015).- Un tigre de bengala escapó de un centro ecoturístico de Guerrero que no contaba con los permisos federales que les permitieran mantener a este tipo de animales salvajes en cautiverio, y ahora se encuentra “perdido” en una zona de manglares.

Se sabe que el tigre de bengala llamado Ankor se encuentra en una área pantanosa gracias a las huellas en el fango que han sido encontradas, sin embargo, las fuerzas de Protección Civil no han podido dar con él.

Si Ankor logra salir de esa zona de manglares, podría llegar a una carretera principal en Coyuca de Benitez, por eso, el alcalde ya pidió a los habitantes que no andan solos en esa zona, ya que el tigre podría llegar hasta la zona urbana; en ese municipio de Guerrero hay varias zonas de cultivo y viven familias aisladas cuidando sus terrenos, por lo que el riesgo para ellos puede ser mayor.

Cómo capturarlo

El equipo especializado de captura ha puesto carnes con somníferos dentro de varias jaulas para que el tigre de bengala, que pesa entre 100 y 360 kilos y mide alrededor de tres metros, caiga, aunque hasta el momento no ha funcionado.