Cortesía: Milenio

Cortesía: Milenio

MARIO MELGAR-ADALID 

Dos meses desde Ayotzinapa y no se acaba. Ahora surge otra espeluznante noticia proveniente de la prensa francesa, tanto o más grave que es urgente se aclare: según France 24, alrededor de 30 estudiantes de secundaria fueron secuestrados en Cocula, Guerrero, en el mes de julio. Aparentemente fueron policías sin que se sepa todavía el paradero de los estudiantes.

La figura presidencial contra las cuerdas, se le ve tambalear. Como nunca antes su debilidad está expuesta. Hasta la esposa del Presidente, con un previo papel y perfil ejemplar, discretísimo, aplaudido durante 23 meses, perdió la figura en un error táctico al aparecer dando explicaciones sobre sus finanzas personales.

Foto: Archivo

Foto: Archivo

BAJO RESERVA

Del tamaño de un informe presidencial es la preparación del evento que el presidente Enrique Peña Nieto tiene agendado hoy en Palacio Nacional. El caso de los desaparecidos de Ayotzinapa desnudó en México y ante el mundo las fallas en materia de justicia y la necesidad urgente de tomar medidas para revertirlas. Por eso, nos aseguran, cobra particular importancia la asistencia de los presidentes de la Cámara de Diputados y del Senado, así como los coordinadores parlamentarios de todas las fracciones en el Congreso, quienes deberán materializar los cambios y las reforma que planteará el jefe del Ejecutivo. De entrada, nos dicen, habrá materia para abrir sesiones en periodo extraordinario al arrancar 2015. La situación no puede esperar.

mexico-cardenas-resigferm

Foto: Especial

ASTILLERO

La renuncia de Cárdenas al PRD deja sin símbolos a este partido, pues Andrés Manuel López Obrador se había ido para fundar Morena. El descrédito del sol azteca facilitará las tareas priístas de recuperación parcial del Distrito Federal en las elecciones venideras, cuando el partido tricolor buscará alcanzar algunos triunfos delegacionales y en diputaciones, en preparación para la batalla madre de 2018 por la jefatura de Gobierno que actualmente ejercen de manera informal con Miguel Ángel Mancera como aliado y ejecutor. Alicaído y todo, el PRD y los Chuchos serán útiles al peñismo y, con inyecciones presupuestales y cesiones de salvamento, intentarán sortear su peor momento, tal vez el postrero, frente a Morena, que con pragmatismo puntual se declara listo para recibir a perredistas buenos que quieran dar el brinco.

140105_abarca.iguala_principal

Foto: Especial

CARLOS PUIG 

Tengo frente a mí el oficio PGJE/DGCAP/1190/2014, con fecha 18 de marzo de 2014, firmado por Miguel Ángel Cuevas, de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero. Está dirigido a la Unidad Especializada en Investigación de delitos en Materia de Secuestro de la SEIDO.

El oficio anuncia el envío del expediente completo de la averiguación previa HID/SC/01/0758/2013, la del asesinato de Arturo Cardona a manos de José Luis Abarca, y como se explica en el oficio, de la investigación “se desprende la participación de miembros de la delincuencia organizada denominados Guerreros Unidos…”.

Y otro sobre el expediente 82/2014-I de la Fiscalía General de Guerrero y a la averiguación previa SEIDO/UEIDS/4612/2014, de la Procuraduría General de la República, de mayo de este año, en el que también había denuncias contra integrantes del cártel Guerreros Unidos que operaban en esa ciudad y que presuntamente tenían vínculos con Abarca

Cualquier cosa que se anuncie hoy tiene que referirse a esto.

navarrete               cnn

Foto: Especial

JORGE. G. CASTAÑEDA 

En el caso de la renuncia de Cuauhtémoc Cárdenas, sin embargo, lo que falta es la discusión política e ideológica que debiera haber antecedido a una decisión de esas dimensiones. Cárdenas se va, en apariencia, porque solicitó la renuncia de Carlos Navarrete al partido y éste no accedió, por el escándalo de Iguala, Abarca, su esposa, y muchos otros temas de corrupción de candidatos análogos. Y por otro lado, la nueva dirección del PRD apoyada por la dirección anterior del partido, o sea Los Chuchos, no renunciaron porque consideraban que se había cumplido con las normas estatutarias del partido, y sobre todo porque no querían irse. Más allá de divergencias menores sobre una nueva normatividad para la selección de candidatos, o qué tanto pactar de nuevo con el gobierno federal en temas como la seguridad, el Estado de derecho, etcétera, no parece haber una divergencia sustantiva entre estas dos corrientes, como tampoco parece haberla con la corriente que ya se fue: la de AMLO a Morena.

Por: Redacción