5465236f1df79

Foto: Especial

TEMPLO MAYOR 

MORBO, pero del bueno, envuelve al relevo en la CNDH dado el pique que existe entre el saliente Raúl Plascencia Villanueva y el entrante Luis Raúl González Pérez.

SEGÚN SE SABE no pueden verse ni en pintura desde que el primero se lanzó con una recomendación contra la UNAM, por un caso de acoso sexual contra una alumna, lo que provocó la ira del rector José Narro.

EN ESE ENTONCES el abogado general de la universidad era el propio González Pérez y le tocó recibir la recomendación que, dentro y fuera de la comunidad puma, fue vista como un exceso de la CNDH.

Foto: Animal Político

Foto: Animal Político

SERGIO SARMIENTO 

“¿Debe un gobierno ser demasiado fuerte para las libertades de su pueblo o demasiado débil para mantener su propia existencia?”.

Abraham Lincoln

Ya es cosa de todos los días. Robos de autobuses y de vehículos de reparto. Tomas de casetas para cobrar el paso a 50 pesos por vehículo (¡pingüe negocio!). Robo de combustible. Bloqueos de autopistas, calles y centros comerciales. Bloqueos de aeropuertos. Quemas de vehículos, de edificios y de documentos de registros públicos.

descarga (2)

Foto: Especial

BAJO RESERVA

Sonrientes y animados amanecieron el jueves los encargados de las áreas de seguridad pública federal por la captura en tierras sinaloenses de Ismael Zambada Imperial, hijo de Ismael El Mayo Zambada, líder del Cártel de Sinaloa. Pronto comenzó a circular entre ellos la versión de que el joven, conocido como El Mayito Gordo, había tomado las riendas de la organización criminal con el arresto de Joaquín El Chapo Guzmán. Bueno, hasta se disputaron la captura, que si fue el Ejército, que si fue la Marina, que si fue la PGR. Y hasta convocaron a una conferencia de prensa, sin dar el tema, con Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad, que fue cancelada. Del optimismo, pasaron al autismo y, por la tarde, bajaron la cortina y argumentaron discreción para mantener el debido proceso judicial.

ASTILLERO 

El contexto y la trascendencia del encargo que ha recibido el abogado Luis Raúl González Pérez rebasan sus prendas personales. Llega a la presidencia de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) como parte de una facción (la que encabeza el actual rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, abiertamente inserto en la maquinaria política del peñismo) y en los peores momentos que el país ha vivido, en lo nacional y en lo internacional, respecto al respeto a los derechos básicos de los mexicanos por parte de los poderes constituidos.

Pocas perspectivas de transformación profunda y auténtica puede ofrecer quien arriba a un cargo de tal magnitud merced a las negociaciones, repartos e intercambios de los grupos partidistas que en esa y otras designaciones actúan estrictamente en función de sus intereses de bando.

Hasta ahora, la CNDH ha sido una engañifa institucional de altísimo costo, generalmente dominada por miembros de las capillas jurídicas de la UNAM, específicamente del Instituto de Investigaciones Jurídicas (desde donde Jorge Carpizo extendía su mando hacia la CNDH que fundó). Es absolutamente desproporcionado el presupuesto anual que consume esa comisión frente a los resultados que ofrece, tanto en dictámenes o resoluciones formales como en el impacto que esas determinaciones tienen en la defensa real de los derechos humanos.

descarga (3)

Foto: Especial

CARLOS PUIG

“Un jeque árabe y un mexicano ofrecen comprar el vochito de Mujica”. No deja de darme vuelta en la cabeza este titular que leí hace unos días.

Algo está mal ahí, pienso.

Peor aún cuando me entero que el mexicano es un servidor público, el embajador de México en Uruguay, quien ofreció 10 camionetas de doble tracción a cambio del modestísimo auto del ex guerrillero convertido en presidente.

Un jeque y un funcionario mexicano compitiendo por comprar un cochecito.

Tengo la impresión, a lo mejor me equivoco, de que esos dos sujetos no tendrían que estar en la misma frase.