No sé si sea la poca confianza que les tengo o simplemente cuestión de (mala) suerte, pero nomás se instalaron los priistas en Palacio Nacional y revivió el furor por los autos con charola de diputado por toda la ciudad.

Foto: SDP Noticias

Foto: SDP Noticias

Pareciera que en vez de quinientos, tenemos a 35 mil diputados conduciendo desde BMW y Mercedes hasta Sonics por la calzada México-Tacuba y otras bellas vialidades. Ya en una ocasión me gané la reprimenda de un chofer por andarle retratando las nalgas al alemanísimo auto de su santidad don Ignoto Prepotente.

Esta tarde, otro neurótico -amparado en la autoridad que le garantiza un pedazo de lámina de 10×10 centímetros- venía de fantoche en el coche porque no podía esperar su turno para dar la vuelta en una de las calles del Pedregal.

Foto: Ángel Gallegos

Foto: Ángel Gallegos

Si el Pozo de Kola lo hubieran hecho en Veracruz habríamos escuchado una sesión del Congreso mexicano en vez de esos fríos lamentos que trajeron los rusos a la superficie como prueba de que el infierno existe. (Y somos nosotros, diría Sartre).

Fi-crea o No-crea

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mala noticia para aquellos que hayan decidido invertir su dinero en la Sociedad Financiera Popular Ficrea, pues tendrán congelados sus recursos por un período de hasta 180 días en lo que las autoridades determinan si existen irregularidades en esta Sofipo.

Deben ustedes saber que Ficrea ofrece servicios financieros de ahorro, inversión y crédito, y se dirige principalmente a las micro, pequeñas y medianas empresas.

Según la Comisión Nacional Bancaria de Valores y la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, Ficrea no proporcionó información que avalara que los recursos con que operaba provenían de acreditados legítimos.

Eso sí, quien le deba lana a Ficrea no puede desentenderse de su compromiso, por lo que deberá seguir cumpliendo con sus pagos.

La gente en redes sociales ya está buscando unirse para salir lo menos raspada posible ante este nuevo escandalito financiero. Ya veo las filas de valientes Pípilas prendiendo fuego a alguna de las 24 sucursales de esta sofipo comandadas por Sergio Ortiz Valencia.

En México vivimos de las contradicciones y de los atentados contra la razón.

En un país con tan pobre cultura del ahorro, creemos a pie juntillas en las tandas. Cuando llegamos a ahorrar lo hacemos en cajas populares que se deshacen al primer granizo.

Pudo haber sido peor: los dirigentes querían hacer de Ficrea todo un banco.

Ángel Gallegos ( @gallegoso )