El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Chilpancingo, México (13 noviembre 2014).-  El alcalde interino de Iguala, Silviano Mendiola, admitió que  “se sacó la rifa del tigre” tras asumir el cargo que dejó José Luis Abarca tras la desaparición de 43 personas de la escuela normal rural de Ayotzinapa.

“No podemos estar sin hacer nada, debemos trabajar para recuperar la seguridad”, dijo en entrevista con www.irvingpineda.com

Silviano Mendiola reiteró que la seguridad de ese municipio seguirá controlada por el gobierno federal. De hecho, rechazó nombrar a un nuevo director de la policía municipal.

El nuevo edil de Iguala prometió revisar el desempeño de todos los  familiares de José Luis Abarca y María de los Ángeles Pineda Villa quienes presentan su servicio en ese gobierno.

Silviano Mendiola llamó a todos los habitantes de Iguala a impulsar el desarrollo social y evitar que la ciudadanía se una a las filas del crimen.

“Todos los ciudadanos que vivimos en esta ciudad conformamos una fuerza y trabajo, que unidos lograremos impulsar el crecimiento económico, mejorar la gobernabilidad y el orden (…) Debemos adoptar una actitud con determinación de mejorar la sociedad igualteca”, expresó.

Silviano Mendiola agradeció al gobernador de Guerrero su nombramiento en este encargo que parece difícil más no imposible.

Ulises Rodríguez, enviado especial