WASHINGTON, 18 de abril de 2023— Los reguladores estadounidenses aprobaron el martes otra vacuna de refuerzo contra el COVID-19 para personas de edad avanzada o con sistemas inmunológicos débiles para que puedan protegerse mejor esta primavera, al mismo tiempo que toman medidas para hacer más fácil las vacunas para el resto de la población.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) declaró que las personas de 65 años o más pueden recibir otro refuerzo siempre y cuando hayan pasado cuatro meses desde que recibieron la vacuna bivalente, que apunta a tipos de la variante ómicron.

Y la mayoría de los que tienen sistemas inmunológicos débiles pueden recibir otra vacuna de refuerzo bivalente al menos dos meses después, con otras dosis en el futuro a discreción del médico. Para todos los demás, independientemente de si se trata de una primera vacuna o una de refuerzo, la FDA dijo que las versiones originales de las vacunas de Pfizer y Moderna están obsoletas y ya no serán usadas. En lugar de ello, quienes reciban una vacuna Pfizer o Moderna recibirán la versión nueva que apunta al ómicron. Para la mayoría de la gente, si se trata de su primera vacuna, una sola dosis bivalente será suficiente.

Los que recibieron la vacuna original pero no han recibido la versión contra ómicron podrán recibir esa nueva versión, pero la agencia decidirá en el verano si personas jóvenes y saludables podrán recibir el segundo refuerzo bivalente.

“En esta etapa de la pandemia, los datos recabados apoyan la simplificación del uso” de las vacunas de Pfizer y Moderna, expresó en un comunicado el jefe de vacunas de la FDA, doctor Peter Marks. “La agencia cree que esta estrategia ayudará a animar vacunaciones futuras”.

Las autoridades de Gran Bretaña y Canadá han emitido recomendaciones similares, de ofrecer un refuerzo extra en la primavera para las poblaciones vulnerables. Muchos estadounidenses de alto riesgo que recibieron su última dosis en el otoño han estado preguntándose cuándo podrán recibir otra.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos tendrán que aprobar la nueva serie de vacunas de refuerzos. Sus asesores se reunirán el miércoles.

Agencias