25 de noviembre de 2022.- El destino tiene caminos siempre peculiares. Gerardo Martino es argentino y mañana enfrentará a su país natal como técnico de México. Es un duelo de Copa del Mundo, en el que, por si fuera poco, puede dejar fuera a sus compatriotas en caso de conseguir una victoria. Pero el propio Tata se dice consciente de la situación y asegura que hoy se debe al Tricolor, por lo que hará todo para conseguir esos tres puntos.

“Te preguntaría si estuvieras en mi lugar, qué harías. Tiene que ganar México. Buscaremos que gane México, no hay otra respuesta. Sé dónde nací, en qué sanatorio, en qué año, pero tengo que hacer lo imposible para que México gane. No puedo hacer otra cosa”, explicó el técnico en la conferencia de prensa previa al encuentro de este sábado en el Estadio Lusail.

“En realidad, lo que sucede normalmente cuando se trata de futbol lo pongo en el contexto del futbol. No desconozco la importancia del partido tanto para Argentina como México. No desconozco que el futuro de los dos depende mucho de lo que suceda mañana. Incluso, cuando se hizo el programa de partidos y nos tocó Argentina, nunca imaginamos un escenario como el de mañana. Pero en definitiva trabajamos para México y queremos lo mejor para México”, añadió Gerardo Martino.

“Nosotros nos preparamos con la ilusión de llegar lo más lejos posible en la Copa del Mundo, independientemente de lo que vaya sucediendo con los rivales y su situación. Está claro que el panorama, lo dijimos después del partido con Polonia, por la derrota de Argentina ha cambiado. A lo mejor lo que no hubiera sido un partido clave, con los resultados termina siéndolo y tenemos que enfrentarlo de esa manera, pensando que nos condiciona mucho no tener un resultado favorable y pensando que un resultado positivo nos pone casi en situación de poder clasificar a los Octavos de Final”, sentenció el Tata.

Un punto podría considerarse bueno, pero el técnico recuerda que depende de cómo se dé el partido. “Yo creo que analizarlo de esa manera, hay dos cuestiones, también hay otro partido que se va a jugar (Polonia-Arabia Saudita) y eso tiene sumo interés en nuestro partido. Además, uno es muy difícil establecerlo así, sin entrar en el análisis de lo que va suceder en el partido, porque a veces se da de tal manera que no mereces nada y el empate resulta bueno, pero otras veces mereces más. Entendemos que merecíamos más con Polonia y el empate no nos satisface. Analizarlo como un numero aislado, sin analizar el desarrollo del partido, es muy difícil”, aseveró Gerardo Martino.

Detalla también que frenar a Lionel Messi es prácticamente imposible. “Aquellos que han enfrentado a Lionel, todos diremos exactamente lo mismo, así que detenerlo pasa mucho más porque él tenga una mala tarde, que por lo que nosotros podamos hacer. Lo que espero de él es que siempre tenemos que prepara el partido pensando que Messi tendrá la mejor versión. Nunca podemos especular que no la va a tener, porque ha sucedido que sin tener 90 minutos de plenitud, en cinco minutos te resuelve el portero. Hay que estar con la máxima atención sobre él”, afirmó el Tata.

Y por último, descarta que el Argentina-México sea un Clásico en los Mundiales, luego de los enfrentamientos que tuvieron en 2006 y 2010, donde los sudamericanos eliminaron al Tri. “No, a mí me parece que es un partido muy importante porque cada que juegas con un candidato tienes el deseo de hacer las cosas bien. Las historias de cada Selección no tienen nada que ver. Pasa más por la afición: Argentina trajo mucha gente, México trajo muchísima gente, se encuentran en la calle y se cargan, pero tampoco podemos establecer como Clásico un partido que no tiene tanto en cuanto a historia”, concluyó el entrenador.

Quadratín