Ciudad de México, México (9 de Noviembre de 2021).- Al destacar que es una obligación colectiva ofrecer a las personas que menos tienen una vida digna, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador planteó ante el Consejo de Seguridad de la ONU, planteó la posibilidad de crear un plan de fraternidad mundial en la que se obtenga un fondo con recursos de los más poderosos del planeta.

En su intervención como mandatario mexicano, López Obrador aseguró que este fondo que se puede financiar de al menos 3 fuentes: si se cobra el 4 por ciento de sus recursos a las mil personas más ricas del planeta y una aportación similar a unas mil corporaciones en todo el mundo.

“En los próximos días, México propondrá a la Asamblea General de la ONU, un plan mundial de fraternidad mundial para beneficio de 750 millones de personas que sobreviven con menos de 2 dólares diarios”, mencionó ante representantes reunidos en Nueva York.

Como tercera fuente para obtener dicho recurso, López Obrador señaló el 0.2 % del PIB de cada país integrante del Grupo de los 20.

Con ello, el fondo podría alcanzar anualmente un billón de dólares, recursos que llegarían a los beneficiarios de manera directa y sin intermediarios, a través de una tarjeta, como se realiza actualmente en México con la pensión a adultos mayores o becas.

El Presidente de México propuso para este fin que a partir del próximo año se realice un censo de los más pobres del mundo y una vez que se tenga, comenzar a otorgar pensiones a adultos mayores, becas y demás ayudas.

Luego de dar la bienvenida a todos los representantes, López Obrador ofreció un mensaje en el que destacó que la corrupción es la principal causa de los problema a nivel mundial.

“No vengo a hablar de seguridad como sinónimo de poderío militar ni como argumento para el empleo de la fuerza contra nadie; en cambio, mi planteamiento se basa en lo que postuló ese titán de las libertades, según Pablo Neruda, que fue el presidente Franklin Delano Roosevelt, cuando se creó la Organización de las Naciones Unidas: el derecho a una vida libre de temores y miserias, que sigue siendo el más sólido fundamento de la seguridad para todas las sociedades y los Estados.

El principal obstáculo para el ejercicio de ese derecho es la corrupción en todas sus expresiones: los poderes transnacionales, la opulencia y la frivolidad como formas de vida de las élites; el modelo neoliberal que socializa pérdidas, privatiza ganancias y alienta el saqueo de los recursos naturales y de los bienes de pueblos y naciones”, señaló.

Quadratín México