Ciudad de México, México (28 de Octubre de 2021).- La Fiscalía General de la República (FGR) informó a través de un comunicado que José Eduardo Ravelo, joven veracruzano que murió tras presuntas agresiones de elementos de la policía de Mérida, murió por neumonía y no por tortura y violación, a como señalaban sus familiares.

El organismo de procuración de justicia detalla que recabó más de 50 testimoniales; realizó 45 periciales de diversas materias: medicina forense, química, genética, mecánica de lesiones, criminalística, audio, video, informática, entre otros; además de que integró más de 35 informes de la Policía Federal Ministerial y realizó tres inspecciones ministeriales; se exhumó el cadáver y en la necropsia se concluyó que falleció por neumonía.

“Se realizaron videograbaciones de la totalidad de los hechos, desde el momento de su detención, hasta su llegada a la cárcel (11 minutos). Igualmente, se analizaron los videos de su estancia en la cárcel (24 horas). Del análisis de todos los videos, no se advierte violación a los derechos humanos o comisión de algún delito”, señala el boletín de la dependencia.

Sin embargo, precisa que las lesiones que presentaba el joven, corresponden a las maniobras de sujeción por resistirse al arresto y que además éstas tardan en sanar al menos 15 días, pero que no ponían en riesgo su vida.

La Fiscalía advierte además que los números y colores de la patrulla señalados por el joven en la declaración, no corresponden a la evidencia, ya que no existen tales uniformes y las características detalladas.

“La investigación de los hechos confirmó que no existió torturani violación sexual, por parte de los elementos aprehensores de la policía municipal”, aclara.

Por último, agrega que sí existió una falsedad en dictámenes ministeriales, por lo que el 18 de octubre atrajo el caso. Indica que actualmente, están en proceso de judicialización del caso, para ejercer acción penal en contra de tres servidores públicos de la Fiscalía General del Estado de Yucatán.

Juan Oyosa