Ciudad de México, México (01 de Abril de 2021).- Las vacaciones de una familia originaria del Estado de Durango en la Riviera Maya para celebrar haber librado la batalla contra el Covid-19, se convirtieron en una pesadilla tras terminar enlutada, luego de que un menor de escasos 13 años fuera succionado por un ducto de desagüe que se encuentra junto al Río Salado al interior del parque Xenses, propiedad del Grupo Xcaret, lo que derivó en su muerte.

Lo anterior fue denunciado por Manuel Luna Calvo, padre del menor fallecido y quién es un reconocido cardiólogo en el Estado de Durango, quién denunció las anomalías que existen al interior del parque, pues tras suscitarse este lamentable hecho, no solo no recibieron ningún tipo de ayuda, sino que además todo indica que dicho lugar no cuenta con equipo médico.

El padre del menor relató que los hechos ocurrieron el pasado sábado 27 de marzo, aproximadamente a las 4:00 de la tarde, cuando todos se encontraban en el área del sauna del parque temático, en el Río Salado, cuando repentinamente el infante se fue a una especie de hueco que lo succionó, lo que ocasionó que se ahogara y muriera.

Manuel Luna Calvo había llegado a Quintana Roo con su familia junto a su esposa y sus cuatro hijos, entre ellos un adolescente de nombre Leo, de 13 años, que fue quién lamentablemente falleció por negligencia del parque.

Estábamos de vacaciones porque habíamos padecido de Covid-19 y para celebrar que habíamos estado un año encerrados, fuimos a pasar un fin de semana allá, dijo.

El afligido padre comentó que el menor estaba en el carril del lado izquierdo en el Rio Salado, y que al final hay un tipo de circulo que aspira el agua para que circule, siendo en este punto donde tanto el menor como el padre cayeron al vacío.

Tras salir a la superficie a tomar aire para recuperar el aliento después de estar a punto de morir ahogado también, salió a buscar rápidamente a su hijo, al cual encontró sobre una especie de parrilla, por lo que inmediatamente lo sacó para darle reanimación, sin embargo, denunció que por parte del parque, no recibieron ningún tipo de ayuda, pues al parecer no cuentan con equipo médico para atender emergencias como esta.

Sostuvo que la denuncia va encaminada al hecho de que personal del Parque Xenses ni siquiera llamó al número de emergencias 911.

El menor fue trasladado por una ambulancia a una clínica particular ya sin signos vitales, y aunque posteriormente lograron reanimarlo, sin embargo, fue aproximadamente a las 11:50 de la mañana del día siguiente cuando les confirmaron el deceso.

Fue muy claro al señalar que el no busca dinero, sino que esa área del parque sea clausurada, pues muchas personas que acuden al parque corren el mismo peligro de caer en ese lugar y perder la vida.

Afirmó que lo mas extraño de este asunto es que la Fiscalía General del Estado no abrió ni una investigación del caso aun a pesar de que se trata de una vida que ya se perdió, por lo que el padre de familia dijo que lo que el busca es que haya un responsable por estos hechos, ya que el tiene conocimiento por otras personas que no es la primera vez que ocurre un percance de esta naturaleza.

Cambio 22