Ciudad de México, México (8 de Marzo de 2021).- Los nombres de las mujeres víctimas de la violencia fueron pintados el sábado por la noche en barreras metálicas erigidas alrededor del palacio nacional de México antes de una importante marcha de mujeres, mientras las activistas convirtieron la cerca en una valla publicitaria improvisada para su movimiento.

Cerca del frente del edificio de la era colonial que sirve como oficina del presidente y su residencia, los activistas escribieron: “Víctimas de feminicidio” en letras enormes en la parte superior de las barreras de 10 pies de altura (3 m), con el nombres de muchas mujeres garabateados debajo.

El año pasado, al menos 939 mujeres fueron víctimas de feminicidio, el término utilizado para los homicidios que se dirigen deliberadamente a las mujeres, según datos del gobierno.

Es absolutamente fundamental que estén escritos porque nuestra lucha es por ellas, dijo la activista Marcela, quien se negó a dar su apellido, mientras se paraba frente a la barrera.

“Las mujeres queremos pedir justicia y que la gente entienda, y que el presidente, que vive aquí, sepa que estamos luchando porque nos están matando”, agregó.

Un día antes, el presidente Andrés Manuel López Obrador describió las barreras, erigidas el viernes, como una herramienta necesaria para evitar la provocación y proteger el edificio histórico del vandalismo antes de la marcha programada para el lunes en el Día Internacional de la Mujer.

El domingo, el líder izquierdista insistió en que siempre había creído en la igualdad en un video que publicó en las redes sociales, en el que también arremetió contra quienes se burlaban de críticos conservadores que pretenden atacar a su gobierno.

“No soy un machista. Estoy a favor de los derechos de las mujeres”, dijo, prometiendo nunca reprimir la libre reunión de manifestantes.

Se erigieron barreras metálicas similares alrededor del cercano Palacio de Bellas Artes con cúpula anaranjada, incluidas sus imponentes esculturas de bronce, mientras los funcionarios de la ciudad anunciaron planes para desplegar policías en el centro para proteger a los manifestantes y los monumentos, incluidas unas 2,000 mujeres policías.

Reuters