Ciudad de México, México (22 de Diciembre de 2020).- El COVID-19 llegó al único continente del planeta que al parecer permanecía libre del nuevo coronavirus: al menos 58 personas, militares y civiles se contagiaron en dos bases de Chile en la Antártida, una del Ejército y otra de la Fuerza Aérea, y a bordo del buque de la armada “Sargento Aldea”, se informó el martes.

Las autoridades chilenas son las primeras en informar sobre contagios en la Antártida y hasta ahora ningún otro país había reportado infecciones. Nadie ha referido cómo podría haber llegado el virus al continente blanco.

Se ha dicho que los contagiados se encuentran en buenas condiciones. No ha habido ninguna referencia pública a posibles efectos del virus en la fauna del lugar.

El secretario regional ministerial de Salud de la región del Biobío, Héctor Muñoz, dijo el martes que, según le indicó la Armada, hay 21 casos positivos… (y) 76 contactos estrechos a bordo del buque multipropósito “Sargento Aldea”, donde el martes se realizaban otros 124 exámenes para detectar posibles nuevos casos. La institución informó la semana pasada de tres de los 21 infectados.

El buque trasladó personal y equipos a la base antártica del Ejército “Bernardo O´Higgins Riquelme”, entre el 27 de noviembre y la primera semana de diciembre, y antes de regresar recaló en una base de la Fuerza Aérea.

La Armada dijo en un comunicado del 18 de diciembre que “durante la jornada del 14 de diciembre dos efectivos del Ejército de Chile desembarcados en Punta Arenas fueron notificados de ser casos positivos de COVID-19, después de examinarse en la ciudad. La institución aseguró que antes de zarpar a la Antártida, toda la tripulación dio negativo al examen que detecta el nuevo coronavirus.

Los 208 miembros de la tripulación están en cuarentena desde hace casi una semana en su puerto base de Talcahuano.

El Ejército informó la víspera de 36 contagiados en su base, 26 militares y 10 civiles que realizaban tareas de mantenimiento programadas. Todos cumplen cuarentena en Punta Arenas.

La institución evacuó a toda su dotación y la reemplazo por la que debía empezar sus tareas en 2021, que previamente cumplió una cuarentena.

El virus llegó también a Villa Las Estrellas, donde reside el personal civil de la base de la Fuerza Aérea “Teniente Rodolfo Marsh Martin”, que también fue visitado por el buque “Sargento Aldea”.

El secretario regional de Salud subrogante Magallanes, Eduardo Castillo, informó de un contagiado en Villa Las Estrellas, quien junto a ocho contactos estrechos eran trasladaos a la austral ciudad en el transcurso de la jornada.

La base “Teniente Rodolfo Marsh Martin”, de la Fuerza Aérea, es la mayor de las bases chilenas y se ubica en la Isla Rey Jorge, donde hay otras bases, entre ellas las de Argentina, Alemania, Rusia, Uruguay y Corea. Las más cercanas son la rusa y la uruguaya.

Una fuente de prensa de la Presidencia de Argentina dijo a The Associated Press que la base argentina en la Antártida no tiene ningún contagiado de COVID-19.

Todos los veranos australes aumenta la población de las bases en la Antártida, algunos van para reemplazar personal y otros ha realizar estudios científicos por cortos períodos.

La base de la FACH posee una pista de aterrizaje de unos 1,300 metros y recibe unos 200 vuelos en la temporada estival que transportan chilenos y muchos extranjeros de bases cercanas.

AP Noticias