Ciudad de México, México (25 de Noviembre de 2020).- Diego Maradona, la leyenda argentina del fútbol, falleció el miércoles de un paro cardiaco en la vivienda donde residía en las afueras de Buenos Aires. Tenía 60 años.

Un allegado a Maradona confirmó a The Associated Press el fallecimiento ocurrido en la casa que el retirado jugador alquilaba en el barrio de San Andrés, en el norte de Buenos Aires. La persona pidió no ser identificada por no estar autorizada a hablar con la prensa.

Poco después, Matías Morla, abogado de Maradona, escribió en su cuenta de Twitter: “Nos veremos pronto, amigo. Hasta siempre Comandante. Te voy a extrañar”.

El capitán de la selección que se consagró campeona en el Mundial de 1986 se recuperaba bajo custodia de su familia de una operación de edema craneal el 3 de noviembre.

Las manifestaciones de tristeza de sus compatriotas y de figuras del exterior no tardaron en llegar.

“Nos llevaste a lo más alto del mundo. Nos hiciste inmensamente felices. Fuiste el más grande de todos. Gracias por haber existido, Diego. Te vamos a extrañar toda la vida”, dijo en Twitter el presidente Alberto Fernández.

La vicepresidenta y exmandataria Cristina Fernández (2007-2011), muy cercana a Maradona, expresó su pesar. “Mucha tristeza… Mucha. Se fue un grande”, se lamentó, mientras que el expresidente boliviano Evo Morales afirmó que la leyenda del fútbol es “una persona que sentía y luchaba por los humildes, el mejor jugador de fútbol del mundo”.

El exfutbolista brasileño Pelé, su eterno rival, también se sumó a las muestras de pesar: “Algún día, espero jugar a la pelota contigo en el cielo”.

El gobierno decretó tres días de duelo nacional.

La Asociación del Fútbol Argentino, a través de su Presidente Claudio Tapia, manifestó su más profundo dolor por el fallecimiento de nuestra leyenda.

Maradona, quien se desempeñaba como técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata, fue operado del edema tras haber sido internado en otra clínica por una descompensación que le había provocado la ingestión de psicofármacos y bebidas alcohólicas.

Su tropiezo de salud fue foco de atención permanente en Argentina y otras partes del mundo, desde donde se comunicaron mandatarios y otros dirigentes políticos para estar al tanto de su estado.

El exjugador del Barcelona, Napoli y Boca Juniors sufrió a lo largo de su vida distintos problemas de salud derivados en gran parte de su adicción a las drogas, especialmente la cocaína. Tras su retiro estuvo al borde de la muerte en 2000 y 2004.

AP Noticias