Ciudad de México, México (15 de Octubre de 2020).- La Fiscalía de Ciudad de México investiga desde hace menos de un mes, al menos cuatro robos, que se producen a clientes de Santander desde la línea “SuperLínea Santander 55 5169 4300 que aparece en las tarjetas de crédito y débito como centro de atención.

El caso más reciente, es el de un joven de apellido Victores quien el pasado lunes 12 de octubre acudió al cajero Santander que se localiza en avenida Nuevo León 254 en la colonia Hipódromo Condesa en la alcaldía Cuauhtémoc.

En ese lugar retiró 6 mil 500 pesos y al día siguiente recibió una llamada desde la “SuperLínea Santander.

Ahí, Karla Reyes García, de la presunta unidad de anti fraudes del banco le notificó la serie de cargos no reconocidos y le detalló los intentos de transferencias a BanCoppel, Scotiabank y compras en Amazon, aunque lo curioso es que en el trámite para cancelar las cuentas, no reconocer los cargos y generar un nuevo plástico, duró cinco horas.

Durante ese enlace telefónico se generaron folios para cancelar los cargos, cambio de contraseñas de la banca móvil y hasta el folio para generar una nueva tarjeta de débito.

Un día después, el joven de 19 años regresó a la sucursal Santander de avenida Nuevo León para notificar los folios e iniciar con la reposición de un nuevo plástico.

Sin embargo, al revisar el estatus de la cuenta por el ejecutivo de la sucursal, fue informado que los folios dados en la “SuperLínea Santander eran falsos y que además se registraron cargos por 39 mil 500 pesos, 49 mil pesos y 38 mil 500 pesos.

Todas las transferencias, se hicieron durante las cinco horas que duró la llamada, procedente de la “SuperLínea Santander” para aclarar los movimientos no reconocidos.

De ahí, que al joven no le quedó más que iniciar un trámite de cargos no reconocidos y presentó una denuncia de hechos ante el Ministerio Público ya que el banco no ofreció garantías para devolver el dinero que se robó desde su centro de operaciones.

“Estoy en shock, yo confiaba que en el banco estaría seguro el dinero y al parecer no. Ni siquiera en el mismo banco puede estar seguro tú dinero. Se siente una tristeza, de que se fueron”, dijo en entrevista.

Y así con este robo el joven no tiene el dinero para pagar su escuela y Santander hasta el momento no se ha referido al caso, y las denuncias sobre este tipo de robo a los clientes de ese banco se multiplican.

Nayelli González