Ciudad de México, México (1 de Octubre de 2020).- En el día después de que quedó fuera la competencia por la presidencia nacional de Morena, el aspirante Gibrán Ramírez reiteró que el proceso para renovar la dirigencia está manchado e insistió en que hay un presunto fraude orquestado por Mario Delgado o Porfirio Muñoz Ledo.

Gibrán Reyes pidió que el INE haga públicos los cuestionarios, las bases de datos: “Que nos digan cómo fue que modificaron esa encuesta para que no coincidiera con ninguna de las que se han levantado, explicó.

Además señaló que un empresario habría influido en el proceso para renovar la dirigencia.

Por la noche, Gibrán Ramírez deslizó la idea de que el fraude en la encuesta seria armado por el diputado Mario Delgado con la complicidad del Instituto Nacional Electoral.

Redacción