Ciudad de México, México (11 de Septiembre del 2020).- Permitir la utilización de cámaras fotográficas, video, grabadoras, teléfonos celulares u otros, durante las visitas domiciliarias de personal del SAT para recabar información de lo observado en la dirección del contribuyente, es una propuesta que no será aceptada porque presenta vacíos que pueden derivar en violaciones a los derechos de los ciudadanos, así lo consideró el diputado Antonio Ortega.

Explicó que si bien la propuesta pudiera facilitar el trabajo del SAT para detectar anomalías; analistas advierten que, antes de ser aprobada, requiere de una normatividad sobre la manera en que se protejan las evidencias y no se ponga en peligro la integridad física o patrimonial del contribuyente puesto que no hay limitantes sobre el alcance de las fotografías y se abre la posibilidad de que se viole la intimidad de las personas, lo cual es ilegal.

Redacción