Acapulco, Guerrero (16 de julio de 2020).- El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, aseguró que si no disminuyen los casos del nuevo coronavirus en Guerrero, en especial en Acapulco, el semáforo epidemiológico en la entidad podría volver al color rojo.

El mandatario estatal lamentó en entrevista que los visitantes acudan a las playas en grupos y que lo hagan sin usar cubrebocas.

Asimismo, afirmó que han contemplado regresar a cerrar los restaurantes y hoteles, pero esa decisión estará basada en los datos sobre los contagios.

Explicó que la decisión será tomada en los próximos días y el anuncio formal del nuevo color del semáforo será este viernes.

Acapulco, Chilpancingo y Zihuatanejo son los destinos que han registrado mayores aumentos de casos de COVID-19.

Redacción