Ciudad de México, México (7 de enero de 2020).- La extinción del Seguro Popular ha provocado caos en el sector salud, que afecta a 600 mil 393 personas que ahora tienen que realizar nuevos trámites para acceder al servicio médico.

Aurelio Espinosa Rojas, director del Hospital General de Cancún “Jesús Kumate Rodríguez”, explicó que pese a que está dando atención a todos lo que lo requieran, este requisito es para llevar un control de los insumos y recursos que se utilizan para estos pacientes, debido a que el Instituto Nacional para el Bienestar (Insabi) aún no tiene reglas de operación, ni un sistema de registro de derechohabientes.

“Se está pidiendo requisito a pacientes o familiares -sobre todo de aquellos que están hospitalizados- que se hagan el estudio socioeconómico para ver el nivel que se encuentran clasificados, que nos va a servir para tener una base de datos de los primeros casos atendidos en la ciudad con el Instituto”, dijo en entrevista.

Sin embargo, esto ocasionó grandes filas en las oficinas administrativas del nosocomio, ya que para hacer cita las personas tienen que pasar primero por el área de Trabajo Social para solicitar el trámite, presentando CURP (Clave Única de Registro Poblacional), credencial de elector o acta de nacimiento, posteriormente se les realiza un expediente y se asigna la cita.

Con el Instituto de Salud para el Bienestar, muchos servicios dejaron de ser gratuitos, así lo aseguran familiares de pacientes que se encuentran internados en hospitales de la capital del país.

De acuerdo con un reportaje realizado por Imagen Televisión, en el Hospital General de México, los familiares señalan que a partir del primer día de este año el costo de hospitalización pasó de 88 pesos a 500 por día, además de que han tenido que comprar los medicamentos que les suministran.

En el Hospital Pediátrico de Coyoacán la situación no es distinta, pues los padres de familia deben de comprar los medicamentos que el personal médico les suministra a los pacientes e inclusive el suero.

En el hospital de Xoco algunos pacientes tienen que irse, por sus propios medios a otras clínicas, porque faltan médicos especialistas, no hay cirujanos, ni quirófano disponible para operaciones.

Los familiares de pacientes exigen que el presidente Andrés Manuel López Obrador cumpla con su promesa de otorgar servicios de salud gratuitos en los Hospitales públicos del país, pues hasta el momento todos los costos de los servicios han aumentado de manera considerable.

Con información de Agencias