Ciudad de México, México (2 de enero de 2020).- Al cumplirse 26 años del levantamiento armado, el Comité Clandestino Revolucionario Indígena- Comandancia General del EZLN (CCRI-CG), ratificó su rechazó a los proyectos del Tren Maya, el corredor transístmico y la carretera transversal Pijijiapan-Palenque, entre otros, porque “desprecia a los pueblos originarios, como lo hace con la misma Madre Tierra, la que defenderemos hasta morir si es preciso”.

En el Caracol, “Semillero Huellas del Caminar de la Comandanta Ramona” en la comunidad de Morelia, municipio de Altamirano, el subcomandante Moisés, llamó al Congreso Nacional Indígena (CNI), a individuos, colectivos, y organizaciones de la sexta nacional internacional y a redes de resistencia y rebeldía a la movilización, “cada quien en su geografía, su calendario y con sus modos”.

Durante los festejos para conmemorar el 26 aniversario del inicio de la “guerra contra el olvido”, y ante cientos de hombres y mujeres zapatistas, Moisés leyó el pronunciamiento del EZLN donde señaló que el “capataz” que gobierna ahora México, ha retado a “todos los pueblos originarios” al decir que “no le importa lo que pensamos y sentimos, que les guste o no les guste a los indígenas”, hará lo que le ordenó su patrón, “o sea el gran capital”.

También en el comunicado critican la consulta que hace unas semanas se llevó a cabo para la construcción del Tren Maya, la cual calificaron de simulación, además de que “solo informó que hay muchas cosas buenas”, pero guardó silencio de “todas las desgracias” que trae para le gente y la naturaleza.

“Está diciendo que se va a hacer lo que él diga, no lo que digan los pueblos y que no le importan las razones. Entonces nosotros los pueblos zapatistas lo tomamos la parte que nos toca de ese reto”.

El comandante indígena refirió que a 26 años de su aparición pública, los zapatistas “buscamos todos los caminos posibles para que fueran la palabra, el diálogo y el acuerdo, los caminos para construir la paz con justicia y dignidad”.

“Hace 26 años, en una tarde como está, bajamos de nuestras montañas a las grandes ciudades para desafiar al poderoso. No teníamos entonces más que nuestra muerte. Una muerte doble, porque moríamos de muerte y moriamos de olvido. Y tuvimos que elegir”.

Moisés explicó que ellos hicieron una ofrenda a la madre tierra, criticando a la que el Presidente Andrés Manuel López Obrador hizo el año pasado para pedir permiso para la construcción del Tren Maya.

“Hicimos esa ofrenda no para pedirle permiso a la tierra de destruirla, o de venderla, o de traicionarla. La hicimos la ofrenda solo para avisarle a la madre tierra que la defenderemos. La defenderemos hasta morir si es preciso”.

Con información de infobae.com