Ciudad de México, México (30 de diciembre de 2019).- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reservó por cinco años la bitácora del viaje que llevó a cabo el avión de la Fuerza Aérea Mexicana que recogió en Bolivia al expresidente Evo Morales para traerlo a México.

De acuerdo con el gobierno, esta reserva se debe a que se revelaría información de las operaciones aéreas militares que realiza el Ejército y la Fuerza Aérea, lo que pondría en riesgo a la tripulación que hizo el operativo.

La Comandancia de la Fuerza Aérea señaló a El Universal que la bitácora del vuelo de la aeronave modelo G550, con matrícula XC­-LOK y número de registro de aviación FAM3916, podría ser usado para afectar sus tareas aéreas militares.

En la resolución con folio CT/RIR/347419/ 541-2019 la Sedena indicó que dar a conocer los nombres del personal que participó en el operativo potencializaría el peligro a sus vidas, “ya que en su carácter de militares de servicio activo están obligados a cumplir en todo momento funciones para preservar la seguridad interior y defensa exterior del Estado mexicano”.

Y precisó que hay un “riesgo demostrable” de entregar esta información, puesto que “podría caer en manos de la delincuencia organizada, que conceptuaría actividades para evadir las acciones que realiza esta secretaría en apoyo a las autoridades encargadas de la seguridad pública (…) permitiéndole modificar sus lugares de actuación y evadir las acciones que lleva a cabo el personal militar”.

Lo anterior a pesar de que el pasado 20 de noviembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador condecoró a Miguel Eduardo Hernández Velázquez, piloto del avión que trajo a Morales Ayma.

Con información de El Universal