Ciudad de México, México (17 de diciembre de 2019). – La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América del Norte, Gina Cruz Blackledge, solicitó a la Cancillería un informe sobre los detalles del operativo Frozen acordado por representantes de los gobiernos de México y Estados Unidos para combatir el tráfico ilegal de armas.

A través de un punto de acuerdo, la senadora del PAN propuso a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) además la creación de un grupo de trabajo de la Cámara Alta, para dar seguimiento al grupo binacional que busca congelar el tráfico de armas y apoyar el operativo.

Recientemente, derivado del fracaso del operativo de Culiacán, el Canciller Marcelo Ebrard sostuvo una reunión con el Embajador de los Estados Unidos en México, Christopher Landau, así como con los titulares de las fuerzas armadas de ambas naciones.

A raíz de la reunión se acordó lanzar el operativo Frozen contra el tráfico de armas, sin embargo, los detalles del operativo no han sido hechos del conocimiento del Senado de la República.

La panista consideró este hecho como grave, ya que de acuerdo con el artículo 76, fracción I, es facultad exclusiva del Senado: “Analizar la política exterior desarrollada por el Ejecutivo Federal”.

Se considera que la Cámara de Senadores puede crear, por acuerdo de la Jucopo, grupos de trabajo, por lo que urgió necesario establecer una instancia de seguimiento, evaluación y monitoreo del operativo Frozen, para que se nos informe sobre los objetivos, estrategias, líneas de colaboración e instancias involucradas en el citado operativo, y con ello dar seguimiento y crear políticas que lo fortalezcan.

El documento turnado a la Comisión de Relaciones Exteriores advierte que el tráfico ilegal de armas es uno de los más graves problemas de la relación bilateral con los Estados Unidos de América.

Según las cifras publicadas en el Primer Informe de Gobierno 2018-2019, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) aseguró 352 armas largas; 446 armas cortas; 41 mil 123 cartuchos; mil 786 cargadores; y 70 granadas. Se reporta que la Guardia Nacional realizó el aseguramiento de 86 armas y tres mil 94 cartuchos de diferente calibre en el periodo del 30 de junio al 13 de agosto de 2019.

Mientras que la Policía Federal, en el marco del combate al mercado ilícito de hidrocarburos, aseguró 20 armas de fuego, 17 cargadores y 245 cartuchos, del 1 de diciembre de 2018 al 30 de junio de 2019.

El total de aseguramientos ha caído en años recientes, indica el punto de acuerdo, a la vez que ha aumentado el número de armas que ingresan al territorio nacional, ya que se calcula que al día ingresan alrededor de 567 armas de fuego, de las cuales se decomisan cerca de 22. Se estima que en 10 años han ingresado al país dos millones de armas, de las cuales se ha asegurado menos del 10 por ciento.

De esta forma, la oferta de armas ilegales aumenta diariamente, así como la capacidad de fuego de las organizaciones delincuenciales.

Con información de Agencia Quadratín