Ciudad de México, México (19 de marzo de 2019).- Conforme pase el tiempo, los celulares se van llenando de información lo cual los hace cada vez más lentos.

Y el hecho de borrar imágenes, memes, videos o música que descargas en tu equipo, no es suficiente, ya que las aplicaciones que están instaladas almacenan información que genera más procesos en el teléfono, y por ende los componentes internos del equipo deben trabajar más tiempo y a veces con más potencia.

Por esa razón es recomendable reiniciar el smartphone a la configuración de fábrica cuando noten que va más lento que de costumbre o que constantemente está cerrando las aplicaciones en uso

Sin embargo, lo más sano es que este proceso se haga dos veces por año para evitar que comience a alentarse.

Las ventajas de reiniciar el equipo a la configuración de fábrica es que se borrarán todos los archivos, de esta forma toda la “basura” que solo ocupa espacio o que hace que algunos procesos sean más pesados van a ser eliminados, con lo que tu teléfono ya no realizará esfuerzos innecesarios para ciertas tareas.

Redacción