Cd. de México, México (30 enero 2019). – Desde las 09.52 de la mañana el Ejército ya vigila Acambay, Estado de México considerado para algunas autoridades tierra fértil del huachicoleo.

A un costado del libramiento de Acambay hay una de las ordeñas más famosas, inclusive el 12 de enero robo cámara porque se convirtió en una alberca de combustible donde los habitantes cometieron rapiña, lo más preocupante para las autoridades.

Los huachicoleros llenaban aquí con mangueras decenas de pipas, pipas que servían para revender la gasolina.

Los últimos reportes señalan que está toma servía para la mitad del municipio y hay que tomar en cuenta que aquí viven al menos 8 mil personas.

“Prácticamente a lo que vienen es por la ambición de tener combustible y de venderlo. Aquí el huachicol lo revenden desde 10 pesos hasta 14 pesos, 15 pesos más o menos”, explicó Rogelio Miranda, integrante del grupo Todito Acambay.

En la comunidad de San Antonio de Tiña la mayoría de los ciudadanos se dedica al cultivo del maíz, sin embargo, están enclavados los ductos.

Esto  ha obligado a la policía federal y a la policía militar a estar día y noche aquí.

Aunque la presidenta municipal de Acambay,  la morenista, Esperanza Dolores González asegura que sabe poco del tema porque no es una constante.

“Es una minoría que no ve la gravedad es un delito a lo mejor algunos no alcanzan a ver a comprender eso por eso lo recogen”

Los reportes de inteligencia señalan que en esta zona un solo individuo está especializado en realizar la ordeña que provoca que pipas carguen combustible para vender, la población comete el mismo delito, pero a menor escala.

Los que implementan el plan antihuachicol saben que hay al menos 5 células delincuenciales que roban a pipas llenas y cuando acaban avisan a la población por redes sociales para que armen la rapiña.

La mira está puesta en San José Boctó donde el 27 de agosto hubo un incendio que alcanzó dos pipas que recuperaban combustible robado.

Además de la comunidad de El Ermitaño donde se recluta a personas de 14 a 29 años para llevar y robar gasolina.

***Nota de Irving Pineda, Elba Mota y Damián Marbán transmitida en Hechos Noche de TV Azteca***