CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO (29 de enero de 2019).- Sí, créelo, sucedió en Georgia, Estados Unidos.

En una de esas historias increíbles en la red, circuló la de Lindsey Martin Preiss, un ama de casa muy cuidadosa de la limpieza de su hogar. Tanto fue así que llegó el momento de ordenar la habitación de su hijo Devon de 27 años de edad.

Entre todas las cosas que decidió deshacerse Lindsey, había un termo viejo con la imagen de Mickey Mouse. Todas las piezas acumuladas fueron vendidas a una tienda cercana.

Ahí pararía la historia de una limpieza eficaz, pero había un pequeño e importante detalle: el termo del hijo tenía 6 mil 500 dólares en su interior. Se trataba del monto que Devon consiguió de la venta de su auto y que pretendía llevar al banco.

Luego de darse cuenta del chasco, ambos fueron a la tienda donde fue dejada la mercancía. Los ayudantes contaron que no abrieron el contenedor, pero que ya lo habían vendido, hecho que corroboraron con las grabaciones del sistema de videovigilancia.

“¿Alguien nos puede ayudar? Él esta devastado totalmente, así como nosotros”, comentó la mujer en la publicación que compartió en Facebook para buscar el termo y dinero perdido.

Mientras ellos cruzan los dedos por un buen samaritano, sería buena idea que -a partir de ahora- revisemos mejor las cosas de las que nos deshacemos. Nada más para prevenir.

Redacción