Ciudad de México, México (21 de enero de 2019).- El secretario de Salud federal, Jorge Alcocer Varela, informó que la cifra de muertos aumentó a 89 esta mañana, debido a la explosión en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Tlahuelilpan, Hidalgo.


En conferencia de prensa matutina encabezada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, indicó que 51 personas reciben atención en diferentes hospitales capitalinos, dos personas -menores de edad- fueron trasladadas a un hospital  especializado en atención a quemados en Galveston, Texas, Estados Unidos, y una más permanece en un nosocomio en el estado de Hidalgo.

Por su parte, López Obrador, destacó el plan del gobierno federal contra el robo de combustibles, el cual consta de cuatro etapas, las cuales son: frenar el robo de gasolinas, aumentar la capacidad de transportación de hidrocarburos con pipas, una estrategia de bienestar para la gente, así como aplicar la ley y acabar con la corrupción.

En Palacio Nacional, confirmó que ya se firmaron contratos para adquirir 571 pipas con un costo de 85 millones de dólares, tal como lo reportan los secretarios de Estado asignados a la adquisición, y con ello se repartirán 116 mil barriles de hidrocarburos adicionales cada día.

Agregó que se recibió una denuncia de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) contra la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), acusando inacción del Ejército en el caso del ducto de Tlahuelilpan, Hidalgo, que estalló el viernes pasado, y aclaró que el gobierno federal responderá por ello.

El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, destacó
que de 2016 a la fecha, alrededor del 80 por ciento de las tomas clandestinas reparadas en el país se concentraron en Hidalgo, Puebla, Guanajuato, Jalisco, Veracruz, Estado de
México y Tamaulipas.

Resaltó que Hidalgo fue el primer lugar, con dos mil 121 tomas; seguido de Puebla, con dos mil 72, y en lo que va de este año, Hidalgo ha registrado la reparación de 164 tomas clandestinas, con lo que se ubica nuevamente en el primer lugar; seguido de Guanajuato, con 72 tomas, así como Veracruz, con 67 tomas clandestinas reparadas.

Sobre la tragedia en Hidalgo, subrayó que desde el primer momento que se tuvo conocimiento de la fuga, se cerraron los ductos y se seccionaron las válvulas para evitar un desastre mayor, aun así, el tramo de los 14 kilómetros antes de Tula tiene una pendiente de 100 metros, por lo que la presión seguía siendo alta.

Y cuando minutos después se generó la ignición en la chispa, “procedimos de manera paralela a informarle al presidente de la República, pero de inmediato a todo el personal de Pemex especializado para el tema de ambulancias y bomberos”.

Redacción