Xalapa, Veracruz (9 de enero de 2019).- De los 132 ayuntamientos que avalaron el decreto para que el Congreso local esté facultado para remover al Fiscal General del Estado, 52 de esas alcaldías son emanadas de la coalición PAN-PRD.

De los 212 ayuntamientos veracruzanos, el 93 por ciento calificó el trabajo del actual fiscal como malo, reprobándolo durante las sesiones de cabildos.

Solo 10 municipios, surgidos de la coalición PAN-PRD y uno del Partido del Trabajo, se pronunciaron a favor de que continúe en el cargo Jorge Winckler Ortiz.

69 ayuntamientos más, la mayoría también emanados del Partido Acción Nacional y de la Revolución Democrática, se abstuvieron de manifestarse en cualquiera de las dos posiciones, asumiendo la llamada afirmativa ficta que también son conocidas como silencios administrativos, que es cuando la autoridad con su silencio da pie a una respuesta afirmativa de alguna petición.

Los 52 ayuntamientos azules-amarillos que se pronunciaron positivamente para la remoción de Jorge Winckler Ortiz son: Amatlán de los Reyes, Banderilla, Camerino Z. Mendoza, Carrillo Puerto, Catemaco, Chacaltianguis, Coatepec, Coatzintla, Colipa, Córdoba, Cosamaloapan, Cosautlán de Carvajal, Coscomatepec, Cuitláhuac y Espinal.

Así como Fortín de las Flores, Ixhuacán de los Reyes, Ixhuatlancillo, Ixhuatlán de Madero, Ixmatlahuacan, Ixtaczoquitlán, Jesús Carranza, José Azueta, Juan Rodríguez Clara, Juchique de Ferrer, Landero y Coss, Los Reyes, Magdalena, Mariano Escobedo y Medellín de Bravo.

Completan la lista Miahutlán, Nanchital, Nautla, Oluta, Papantla, Rafael Lucio, Santiago Tuxtla, Sayula de Alemán, Soledad Atzompa, Soteapan, Tatahuicapan, Tatatila, Tecolutla, Tenochtitlán, Tihuatlán, Tlapacoyan, Tlilapan, Tuxtilla, Úrsulo Galván, Villa Aldama, Xico y Zozocolco de Hidalgo.

Con información de Angel Gallegos