Ciudad de México, México (8 de enero de 2019).- El presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas), Juan Pablo González, señaló que hasta ayer, 400 de las 500 gasolineras que hay en la zona metropolitana de Guadalajara no tenían combustible.


En entrevista radiofónica, el representante del sector señaló que el gobierno Federal, que encabeza Andrés Manuel López Obrador, se comprometió a enviar 94 mil barriles de combustible para atender el desabasto.

Esto equivale a 14.9 millones de litros en un solo día, la cual empezó a llegar desde la terminal de Manzanillo, forma en la que se surtirá el combustible durante el próximo mes, añadió Juan Pablo González.

El problema, explicó, radica en que el poliducto que trae el energético desde Salamanca está cerrado desde hace 10 días, como parte del combate al huachicoleo, lo que impidió que llegara el producto a Jalisco, la entidad más afectada.

En este sentido, expuso que este ducto no se ha reabierto, debido a que cuando se intentó, Pemex detectó ordeñas después de horas de haber empezado a funcionar el tramo de Salamanca al Salto, por lo que fue cerrado de nuevo.

El presidente de la asociación consideró que el sistema de vigilancia de Pemex está atrasado, por lo que se trabaja en un nuevo sistema más automatizado, que no requiere tanta gente; además de que es necesario cambiar el personal de vigilancia, ya que podría haber personal coludido con el robo.

Por su parte, el coordinador general de Comunicación de la Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, aseveró que no hay desabasto de gasolina en México, sino un cambio en la distribución del combustible.

Explicó que a partir del plan contra el robo de petrolíferos se modificó la forma de distribuir y ha habido retrasos en algunos puntos de venta, sobre todo en El Bajío, Jalisco y el centro del país, pero reiteró que Petróleos Mexicanos tiene reservas suficientes para cubrir las necesidades nacionales, por lo que en entrevista pidió a los consumidores y ciudadanos comprensión por esta estrategia “para recuperar nuestros recursos que se
robaban sistemáticamente cada día” y aseguró que ya ha disminuido notablemente este delito.

En este momento, Petróleos Mexicanos (Pemex) aplica un operativo especial para mejorar la distribución en los siete estados en donde ha habido una dificultad, sin embargo, aclaró que no son todas las entidades, ni siquiera ciudades completas, son puntos de venta los que se han quedado sin combustible, pero no es una generalidad y ya se está atendiendo para resolverlo de una manera definitiva, subrayó.

Con información de Notimex