Ciudad de México, México (1 de diciembre de 2018).-  El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador señaló que está recibiendo un país en quiebra, sobre todo en el sector energético y en particular, con el petrolero y la industria eléctrica.

Al mencionar de uno de los 100 puntos de su plan de gobierno y tras recibir el Bastón de Mando de los pueblos indígenas, López Obrador indicó que rescatará a Pemex y al sector eléctrico para convertirlas en dos grandes industrias del pueblo de México.

El jefe del Ejecutivo anunció que no habrá aumento a los enérgicos en 2019 sino que solo se realizarán ajustes de acuerdo a la inflación.

También adelantó que no habrá nuevos impuestos ni aumentarán los existentes.

Asimismo, no se adquirirá nueva deuda pública. “Tenganme paciencia y confianza, porque nos están entregando un país en quiebra”, dijo durante su discurso.

Durante su primer discurso público como presidente constitucional, López Obrador mencionó que trabajará de manera inmediata para rescatar a la Comisión Federal de Electricidad y Petróleos Mexicanos, que se encuentran sumergidas en la corrupción y malos manejos.

Agregó que ambas industrias están trabajando a un porcentaje menor del que deben de tener, por lo que afirmó que es necesario rescatarlas y ponerlas en marcha para disminuir los precios.

Expresó que a medio sexenio ya con la nueva refinería en Dos Bocas, Tabasco y la rehabilitación de las seis ya existentes el precio de la gasolina comenzará a bajar de precio.

Sin embargo anunció que durante este proceso no existirían gasolinazos, pero sí habrá un aumento anual al precio del sector energético basado en la inflación del país.

Con información de Agencia Quadratín