MÉRIDA, YUCATÁN (25 de junio de 2018).- El candidato presidencial de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, cerró su campaña en Yucatán.

Junto al tradicional restaurante “Los Almendros” en Mérida, el panista confió en que el Instituto Nacional Electoral (INE) y las autoridades estatales hagan un conteo rápido que dé certidumbre al proceso y resultado. Esto luego que los institutos admitieron que será una elección compleja.

“Confío en que lo que el INE ha venido informando es técnicamente razonable y tengo confianza en el Instituto Nacional Electoral”.

Ante las advertencias Yeidckol Polevnski sobre los posibles “infiernos” que serían provocados por un fraude electoral, Anaya Cortés sostuvo que algunos morenistas están desesperados.

“Yo los veo desesperados, han tenido días muy malos. El contraste en el estadio de fútbol Pirata Fuente en Veracruz fue evidente. Mientras que ellos no pudieron llenar ni la chancha, ya no se diga las gradas del estadio. Nosotros tuvimos un evento con más de 80 mil personas en Veracruz; el cierre de campaña en el Ángel de la Independencia fue también un evento muy exitoso. Yo siento un gran ánimo de la gente. Creo que la gente está llena de esperanza y estoy convencido de que ese ánimo se va a traducir en votos y que esos votos se van a traducir en nuestro triunfo contundente el primero de julio”.

El candidato presidencial se dijo contento de la presencia de 180 mil personas al cierre de su campaña en el Ángel de la Independencia.

En materia de propuestas, Ricardo Anaya aseguró que su administración encabezará una lucha frontal contra la corrupción en beneficio de los mexicanos, “han llegado al extremo de robarse hasta el presupuesto que tendría que servir para la salud de las ciudadanas y de los ciudadanos”.

Con información de Ángel Gallegos