CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO (25 de mayo de 2018).- Además de las cervezas u otros tipos de alcohol, la comida chatarra, las fritangas, y otros alimentos que ayudan al acumulamiento de grasa en la zona abdominal, ahora descubren a otro posible factor que ayuda al crecimiento de ‘esa lonja’.

De acuerdo con investigadores del Centro Médico de la Universidad Libre en Ámsterdam y el Centro Médico de la Universidad de Leiden, las personas con niveles altos de grasa corporal y abdominal tienen niveles bajos de vitamina D, en comparación con aquellas de figura más delgada.

Esto significaría que quienes padecen de sobrepeso tienden a desarrollar deficiencias vitamínicas y otras enfermedades relacionadas. Y es que la vitamina D se absorbe gracias a la luz solar, y proviene de alimentos como el atún, el salmón, queso, yemas de huevo y setas.

Ésta ayudaría en la absorción del calcio en los huesos. Por ende, su ausencia provoca trastornos óseos, además de infecciones del tracto respiratorio, enfermedades autoinmunes y del corazón.

Ante tal relevancia, los científicos decidieron estudiar a más de seis mil individuos de entre 46 a 65 años, muchos de los cuales eran obesos, para la conformación del estudio llamado “Epidemiológica de la Obesidad en Países Bajos”.

Como resultado, se encontraron niveles bajos de vitamina D en aquellas personas con cúmulos de grasa corporal, abdominal (mujeres), y hepática (hombres).

“Aun cuando no medimos la deficiencia de la vitamina D en nuestro estudio, la relación fuerte entre las cantidades aumentadas de grasa abdominal y niveles menores de vitamina D sugiere que los individuos con cinturas más grandes tienen mayor riesgo de desarrollar una deficiencia”, apuntó Rachida Rafiz, principal autora del estudio presentado en la reunión anual de la Sociedad Europea de Endocrinología en Barcelona, España.

Sin embargo, lo que no se ha podido determinar es qué afecta a qué, si la obesidad causa la deficiencia de vitamina D, o si es la ausencia vitamínica la que propicia el acumulamiento de grasa en el cuerpo.

Con información de Newsweek