COLIMA, COLIMA (22 de mayo de 2018).- El candidato presidencial de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, minimizó la suma del extitular de la Fepade, Santiago Nieto, a la campaña de su rival de “Juntos Haremos Historia”, Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, reconoció el trabajo de Nieto Castillo en la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales; y consideró importante que revelara información sobre el caso Odebrecht, “en cualquier caso me parece que es una persona respetable, yo lo conozco”.

Respecto a la posible suma de la excandidata presidencial independiente, Margarita Zavala, Anaya Cortés dijo no tener más detalles y que está en espera de una cita con la expanista.

“No tenemos todavía fecha. Hablamos la semana pasada, yo estaba en Tijuana. Ella me dijo que estaría fuera un par de días y quedamos de hablarnos hoy en la noche”.

En tanto, el aspirante dijo que no habrá modificaciones a su campaña al considerar que ésta va bien, “estoy convencido nos van a permitir seguir convenciendo a la gente, seguir sumando a más y más simpatizantes y así poder triunfar de manera contundente”.

Asimismo, el panista dejó en manos de las autoridades el caso del candidato al distrito 13, Fernando Morán, quien es acusado por el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental de corrupción cuando ocupaba la titularidad de Secretaría de Desarrollo Urbano. La dependencia pidió su inhabilitación así como una sanción de 440 mil pesos por incumplir la observación y vigilancia del proyecto  de la empresa NPG LATAM, que debería haber instalado y puesto en operación una ensambladora de televisores en Tecomán, lo cual no pasó.

“Por supuesto que todos nuestras candidatas y candidatos cumplen con todos los requisitos establecidos en la ley”.

De regreso al contenido del debate del Instituto Nacional Electoral, el candidato aseguró que es cierta la historia migrante que contó, y que incluso fue retomada de una persona de la colonia Santa María la Ribera, en la Ciudad de México. Ante la duda, llamó a los periodistas a visitar los aeropuertos que traen de regreso a mexicanos deportados por las autoridades de Estados Unidos.

“Todas las semanas están llegando los aviones a la Ciudad de México. Les pueden preguntar a ellos. Llegan nuestros paisanos esposados de pies y manos, hasta cinco minutos antes de que aterrice el avión y efectivamente en esos costales son donde les ponen sus pertenencias”.

También Ricardo Anaya respondió sobre la controversial portada de la revista Proceso que mostró en el encuentro, y señaló que fue el equipo de colaboradores quien se la ofreció y sacó sin malas intenciones –dijo- la nota que lo criticaba.

“Esa no era de mi interés. Lo que yo quería mostrar es que también había portadas respecto de ellos. Yo pedí las fotografías y así fue como me las pusieron. -¿Por qué las alteró? -Fue mi equipo sin ningún afán de engañar a nadie”.

Con información de Ángel Gallegos