CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO (07 de marzo de 2018).- El subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, Miguel Ruiz Cabañas, pidió prudencia y esperar la decisión que tomen los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en torno a la Ley de Seguridad Interior.

“Lo primero que hay que destacar es que la ley no ha entrado en vigor en virtud de la decisión del presidente de esperar a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación se pronuncie en definitiva sobre la misma”.

Sobre las preocupaciones del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por la legislación considerada un riesgo para los derechos humanos de los mexicanos, Ruiz Cabañas pidió no adelantar criterios aunque tampoco tardó en destacar que el gobierno federal espera que la ley tendrá efectos positivos.

El subsecretario además instó al Congreso de la Unión a realizar los consensos necesarios para dotar de autonomía a la próxima Fiscalía General de la República. Respecto a la visita de Jared Kushner, yerno del presidente estadunidense Donald Trump, a nuestro país, el funcionario evitó realizar cualquier pronunciamiento “yo no tengo comentarios. Sobre ese tema la verdad es que no lo llevo”.

En el marco de las mesas de análisis “El Acuerdo de París, a un año de su entrada en vigor: retos y oportunidades para México”, Miguel Ruiz Cabañas admitió la lentitud con la que avanzado el Acuerdo de París tras la salida de Estados Unidos.

“Sí vamos más lento, obviamente por los desafíos que plantea la salida de Estados Unidos y los efectos que causa en otros países esa falta de compromiso que yo estoy seguro será temporal. En algún momento esto va a cambiar”.

Asimismo consideró moralmente imperativo luchar contra el cambio climático por lo que México no saldrá del Acuerdo.

“No es posible que esta generación acabe con el planeta y no le deje nada a las siguientes generaciones. Es moralmente imperativo dar esta lucha, y es socialmente responsable porque ya nos afecta el cambio climático”, remarcó.

Por su parte, la senadora Laura Rojas destacó los números del Centro Nacional de Prevención de Desastre, mismos que cifran en 730 millones de pesos los daños económicos causados por los efectos del cambio climático entre 1980 y 1999,y en 21 mil 950 millones de pesos en el periodo 2000 a 2012.

Tan sólo entre 2001 y 2013 existieron 2.5 millones de personas afectadas por los fenómenos hidrometeorológicos asociados al cambio climático en nuestro país. Asismismo, en México existen más de 300 municipios especialmente vulnerables a los impactos del fenómeno, en particular a sequías, inundaciones y deslaves.

Con información de Ángel Gallegos