CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO (13 de enero de 2018).- Lo sentimos, pero sí, existen personas que adoran ver cómo revientan espinillas y otros granos. Y a pesar de que no es algo que puedas (o te guste) presumir, es de lo más normal.

Se llama Forunculofilia. Es la pulsión por pellizcar o ver pellizcar cualquier brote de acné. Y es que, como cualquier otra filia, cuando caemos en sus redes, nuestro cerebro ordena la emisión de endorfinas (esas responsables de sentirte feliz y placer). Entonces, es lógico que se vuelva adictivo –tanto física como mentalmente-.

Todo va bien si no caes en excesos que –por cierto- también tienen nombre propio: dermatilomanía. Se trata de un trastorno compulsivo que lleva al paciente a pellizcar, arrancar o arañar cualquier imperfección en el cuerpo, principalmente en la cara. Esto se traduce en heridas graves en ocasiones, y que pueden dejar cicatrices de por vida.

Los doctores y dermatólogos señalan que forma parte del grupo de las Conductas Repetitivas Centradas en el Cuerpo, que también contempla tu manía de comerte las uñas (unicofagia), arrancarte el cabello (tricotilomanía), o quitarte las costras. El tratamiento puede ser desde terapia psicológica para manejo de estrés y culpa, o –en niveles altos- medicamentos especializados.

Tanta es la adicción por la Forunculofilia que ya existen cuentas en YouTube que ayudan a tu dosis. Por ejemplo, hay dos cuentas muy famosas (y asediadas en redes sociales): la doctora Sandra Lee, mejor conocida como Dr. Pimple Popper, y el doctor Vikram.

 

No podemos olvidar que el acné es un padecimiento médico, el cual debería ser tratado por un dermatólogo certificado. Sus lesiones pueden, incluso, provocar daños en la autoestima de quien lo porta, sobre todo por la respuesta social.

Si no nos creen, le pueden preguntar a la modelo Kendall Jenner, quien apareció en la alfombra roja de los Golden Globes 2018 con un poco de brote. Y vaya que le cayeron las críticas por lo mismo. Aunque, parece que ella enfrenta bien el ataque mostrando desinterés.

Incluso, hay una chica que con lenguaje body positive, ha puesto el ejemplo de una buena repuesta para los criticones. Se trata de Kali Kushner de 22 años, que a través de mensajes y fotos en Instagram ha dejado claro que su piel no la define.

Por la Redacción

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s